Adara le da calabazas a Pol en 'Gran Hermano 17'

El roneo y los primeros tonteos pronto han llamado a la puerta de 'Gran Hermano 17'. Los concursantes están como locos por encontrar a su media naranja, aunque parece que Adara no quiere tener nada más que una bonita amistad con Pol.

image
Pol declara su amor a Adara

¡Esta es la cara de alucine que se le ha quedado a Adara tras la declaración de Pol! La joven de Alcobendas está levantando grandes pasiones a su paso por la casa de Guadalix. A Rodrigo y Álvaro se le suma ahora Pol, quien, ni corto ni perezoso, ha aprovechado la ‘intimidad’ que les da el confesionario para declararle su amor.

1 de 5
Ante la atenta mirada del Súper

El joven llevó a su compañera al confesionario y haciéndose el tonto, como el que no quiere la cosa, le dejó caer el bombazo: "Súper, vengo a declarar mi amor hacia Adara". Adara se quedó con cara de asombro y muy alegada, mientras que su galán le preguntaba al Súper si hacían buena pareja o no.

2 de 5
Solo lo quiere como amigo

La voz de la casa le apuntó que para conquistar a una chica era necesario llevar a cabo una declaración de verdad, algo un poco más currado. Aunque Pol estuvo pensándoselo, tan solo se le ocurrió decir que entre los dos “hay mucho feeling”.

Adara, sin saber muy bien dónde meterse, afirmó: “Me cae muy bien, sí”. Pol vio aquí la oportunidad de hacer la pregunta estrella, si le gustaba o no, a lo que Adara contestó sin rodeos: “Como amigo, sí”. ¡Menudas calabazas!

3 de 5
Calabazas para el hombre perfecto

¡Y eso que Pol entró al concurso asegurando que tenía un cuerpo perfecto! El joven, de origen barcelonés, se dedica en cuerpo y alma a cuidar su cuerpo, pero también estudia INEF para labrarse un futuro si su hobby no prospera: la lucha libre.

No tiene reparo en enseñar carne (ya ha entrado por la puerta grande, sin camiseta), y además tiene un punto de chulería adorable... aunque eso sí, ¡a más de uno sacará de quicio! ¿Tendrá más suerte cuando ataque a otro presa?

4 de 5
Adara, toda una rompecorazones

Por su parte, Adara fue de las últimas en llegar a la casa y es de las más jóvenes. Tiene 23 años y es tripulante de cabina. Se define como "optimista, competitiva, sensible, impulsiva, sincera, cariñosa, pasional, risueña y bromista", unos calificativos que ni fu ni fa... aunque no sería la primera vez que alguien que venía a parecer un mueble da el puñetazo en la mesa... ¡y ya está comenzando a apuntar maneras!

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities