Pol larga a sus compañeros los secretos del Club

El concursante de la casa de Guadalix ha contado a Adara, Meritxell, Candelas y Bea los entresijos de las nominaciones y cuál es su papel al pertenecer a este selecto club. ¿Será sancionado por ello?

image
1 de 6
Lo que pasa en el Club... ¿se queda en el Club?

Entre las novedades de ‘Gran Hermano 17’, una de las más importantes es la existencia del Club, un lugar que ofrece un gran poder a las personas que son capaces de entrar. Tal como anunció Jordi González en el primer debate, aparte de tener una vida más acomodada que el resto, los miembros del Club "verán en directo cómo nominan sus compañeros en el confesionario, solamente ellos, escuchar sus puntos y las razones. Después, con toda esa información, los miembros del Club van a ser los últimos en nominar".

Como cabría suponer, la información que se maneja en el Club debería de quedarse allí, no siendo justo que se transmita a los otros miembros de la casa. Sin embargo, a Pol se le ha calentado la lengua y ha acabado hablando con algunas de sus compañeras de las últimas nominaciones.

2 de 6
Chismorrea con sus amigas

El pasado jueves y después de que se produjeran las segundas nominaciones de esta edición, el luchador comentó a Adara, Candelas, Meritxell y Bea cómo se desarrollan las votaciones dentro de la habitación secreta. Contó que los tres miembros que pertenecen al Club nominan juntos y tienen que discutir sus decisiones.

Además, puso sobre la mesa el enfrentamiento que hubo entre Fernando y Bárbara a la hora de nominar. Aunque Bárbara le había prometido al andaluz que si no le nominaba, ella tampoco lo haría, estuvo a punto de encasquetarle los tres puntos. ¡Menos mal que rectificó!

3 de 6
El asombro de Fernando por la revelación

Mientras Pol chismorreaba con sus amigas, Fernando apareció sorprendido por lo que estaba contando. "Tío, ¿pero eso se puede decir?", le dijo Fernando a Pol con ojos de asombro. El luchador intentó justificar su confesión asegurando que no tenía importancia porque “solo son nominaciones”. ¿Habrá incurrido en alguna norma del Club?

4 de 6
El amor incipiente entre Adara y Pol

A la espera de que se conozca si el programa toma represalias contra el primer miembro del Club, el romance en ciernes entre Adara y Pol progresa adecuadamente. Aunque muchos consideren que este acercamiento no es más que una artimaña de la joven madrileña para despertar los celos de Rodrigo, lo cierto es que disimula muy bien.

Adara no deja de tontear con el musculitos y se han convertido en inseparables dentro de la casa. Aunque en un primer momento lo rechazó, la azafata ya ha sucumbido a los encantos del joven y no dejan de darse besitos ¡llegando incluso a hacer ‘manitas’ debajo de las sábanas! ¿Esto cuenta como edredoning?

5 de 6
El arma de seducción de Pol

Además, entre los muchos encantos de Pol se encuentra el tener una buena herramienta. Tanto es así que la propia Adara se ha quedado completamente ojiplática al intuir lo que se esconde entre sus pantalones.

Mientras tonteaba con él, se dio cuenta de que había un bulto más que prominente debajo de su bañador. “¡Madre mía, chico! ¿Cómo vas así por la vida? Con el mando de la tele… Llevas dos petacas”, afirmó.

6 de 6
'No se me baja la baguette'

Tras reconciliarse con Bea al poner en tela de juicio su tonteo con Pol, Adara sigue incrementando día a día la tensión sexual ¿no resuelta? con el luchador. Durante una fiesta, ambos acabaron dándose morreos en el almacén, lo que hizo despertar al ‘miembro oculto’ de Pol.

Erecto y muy caliente, Pol estuvo durante bastante tiempo intentado que volviera a su estado original. “No se me baja la baguette, ¿eh? No puedo más, voy a explotar como una palomita”, sentenció.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities