Aída Nízar e Irma Soriano, a la gresca por la Casa de GH VIP 5: "¡Limpia, que eres una sucia!"

Aída e irma cada vez se aguantan menos, y la última pelea ha comenzado... ¡por culpa de un tercero!

image
El brick de leche de Elettra tiene la culpa de todo

¿Quién podría empezar una pelea por culpa... de un brick de leche? Como lo leéis: Aída Nízar e Irma Soriano no se aguantan la una a la otra, por lo que si salta una chispa ¡se quema Guadalix entero!

¿La última? Aída dejó claro que no le parecía bien que Elettra se hubiera bebido un brick de leche entero para desayunar: "Es irresponsable por falta de voluntad", señaló, algo en lo que Aylén le dio la razón, pero Irma no parecía estar de acuerdo con la vallisoletana...

 

1 de 11
Aída, experta en exharse flores

"Pero a lo mejor eso nos ha pasado a todos alguna vez, Aída", respondió Soriano, con lo que Nízar se empezó a calentar: "¡A mí no! Yo tengo absoluta actitud positiva con la prueba y con la comida", sentenció, con lo que la olla terminó de explotar.

 

2 de 11
Muy harta

"¿Se me puede decir a mí esto de la prueba? (gesto con el dedo) ¿Estás de broma, no, Irma?", empezó, pero rápidamente a Aída se le calentó la boca: "Es que estoy harta de la mala leche de la señora Soriano". "La tuya..", respondió la periodista con pasotismo, claramente harta de discutir con Aída.

 

3 de 11
¡Empieza la batalla!

"Eres una persona completamente dañina. Eres incapaz de reconocer la valía de alguien", le reprochaba su actitud la vallisoletana. "Sí, sí, venga, sigue...", respondía Irma, que aún no tenía las suficientes ganas de discutir.

 

4 de 11
''Que seas feliz''

"Te falta ese toque de felicidad que deberías aplicarte. Eres incapaz. ¡Que seas feliz!", le recomendaba la colaboradora, pero ahí ya Irma decidió levantarse del asiento: "Lo soy mucho, pero no voy a decir que me sobra porque soy humilde, y tú no", rebatió Irma.

 

5 de 11
Irma se cachondea de Aída

Aída ya había dado la conversación por finalizada mientras se iba relatando: "Que seas feliz, que seas feliz... Eres la persona más arrogante que he conocido en mi vida".

"¡Aly, ya no eres la infeliz. ¡Ahora soy yo!", dijo divertida hacia el jardín, donde Alyson tomaba tranquilamente el sol sin querer saber nada de nadie.

 

6 de 11
''¡Sucia!'', ''¡Frustrada!''

Eso, sí, Irma no pudo aguantarse las palabras estrella de la pelea: "Oye, y cuando te eches el potingue para tomar el sol limpia, ¡que eres una sucia! Limpia como el jaspe, dice, y ha dejado todo de mejunge, de verdad...", reprochaba irma desde la distancia.

"¡Puñetera frustada!", contestaba a gritos, ya desde el jardín, Aída.

 

7 de 11
Emma, a lo suyo para variar

"Uy, parece un bichito egipcio. A ver, cariño, ven, que aquí no estás en buen sitio, que hay muchas tensiones", decía Emma en su pompa como si la cosa no fuera con ella a pesar de estar sentada junto a Irma.

 

8 de 11
''Aquí hay mucha maldad''

"No, Emma, no hay muchas tensiones. Hay mucha maldad, y tú la has vivido en primera persona. Otra cosa es que a ti te resbale", avisaba Aída a una Emma que desaparecía por la puerta pasando de todo. ¡Hasta con eso hay que quererla!

9 de 11
Elettra y Emma, las exorcistas de Guadalix

Precisamente de maldad sabe bastante Emma, aunque sea en broma: Elettra decidió que Aída estaba poseída por un espíritu maligno, por lo que tomó la determinación de 'exorcizar' la habitación de los chicos, donde ahora duermen Nízar y Daniela Blume, y así se lo hizo saber al Súper: "A lo mejor Daniela también se ha contagiado", le contaba.

Por eso, Lamborghini entró en la habitación, con una ristra de ajos en la mano y un salero en la otra acompañada de Emma Ozores.

 

10 de 11
¿Se darán cuenta?

Es más, no sólo trataron de echar a los malos espíritus con ajos (que son para matar vampiros, aunque de momento allí nadie chupa sangre...), sino que además dejaron varios de ellos bajo las almohadas de Aída y Daniela.

¿Se darán cuenta del pestazo? Otra bronca se avecina...

 

11 de 11
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities