Una muerte en Supervivientes conmociona a los concursantes

La tragedia se ha cernido sobre Honduras tan sólo una semana después de comenzar el concurso, y es que una muerte inesperada no es algo fácil de digerir...

Hair, Blond, Nature, Hairstyle, Brown hair, Beauty, Surfer hair, Long hair, Jungle, Tree,
1 de 9
Un adiós inesperado

Después de una semana llena de dramas, broncas y gritos, los supervivientes se han tenido que enfrentar a un duro momento: la tragedia de una "despedida" inesperada.

Los concursantes de la zona cielo convivían como cualquier otro día (pero esta vez, sin intentar matarse unos a otros) cuando Iván González llegó con la trágica noticia... ¡una muerte!

 

2 de 9
Un dramón

El extronista apareció con un pájaro muerto en una mano. Y quizá no os parezca el drama del año, pero para dos supervivientes de la zona Cielo sí lo estaba siendo. ¡E incluso acabaron a lágrima viva!

 

3 de 9
Paola quiso enterrar al pájaro

Efectivamente, Iván cogió el pájaro muerto para preguntar al grupo qué hacían con él: "Lo he cogido porque si no van a venir los bichos", anunció.

Para Laura, la mejor opción era tirarlo a la hoguera, pero Paola Caruso se plantó sollozando: "¡Nooo! ¿Pero por qué? ¡Entiérralo! ¡Entié... no, yo no, que me siento mal", dijo en un perfecto español de repente. ¡Vaya!

 

4 de 9
Un entierro digno

Fue Juan Miguel el encargado de coger el pájaro con la mano y cumplir los deseos de Paola de darle al pajarillo un entierro digno.

 

5 de 9
Decididos a hacerle una despedida

La pareja se dirigió a un lado de la playa para poder hacer un hoyo en el suelo sin que molestara, y no sólo lo enterraron, sino que lo hicieron con todos los honores...

6 de 9
Paola, muy triste por el pájaro

Paola no podía parar de llorar: "Pobrecito pájaro, se ha muerto... tiene el cuello roto", comentaba muy triste mientras hacía el agujero en el suelo.

 

7 de 9
Un entierro con todos los honores

"Vamos a rezar", dijo Juan Miguel justo después de enterrar al pájaro. "Así, como un panteón", añadió dándole forma a la tumba.

"En el nombre del padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén", se presignó la italiana.

8 de 9
Nombre póstumo

No contentos con el "paripé" para enterrar al pájaro (que no será ni el primero ni el último que se encuentren en la playa en los 3 meses que apsarán los más afortunados, seguramente), añadieron a su diminuta tumba una cruz y una piedra a modo de lápida. "¿Cómo le llamamos? ¿Bonito?". "Sí, Bonito. Bonito se llamaba", respondió una llorosa Paola.

 

9 de 9
Arrodillados en el último adiós

Finalmente, ambos se arrodillaron para desearle un buen viaje y rezaron por su alma antes de abrazarse. Para terminar de llorar la muerte del pajarillo. ¡Qué drama!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Realities