Gloria Camila y Kiko: del amor al odio en Supervivientes

La aprejita se las prometía muy felices al llegar a la isla, pero ahora no hacen más que dicutir... ¿Llegarán al altar o se quedará la relación por el camino?

image
Del amor al odio en tres semanas

A pesar de ser una pareja de lo más estable, Gloria Camila Ortega y Kiko Jiménez no están pasando por su mejor momento. La parejita se las prometía muy felices antes de vivir en la isla de Supervivientes, pero las cosas se les están torciendo por días entre celos, gritos y discusiones.

 

 

1 de 11
Muy celosos

La primera vez que pudimos ver a los tortolitos lanzarse pullitas fue por culpa de los celos de Gloria Camila, y es que la hija de Ortega Cano no soporta que su chico se lleve bien con mujeres guapas, como Alba Carrillo, aunque tampoco le pareció bien que éste entablara conversación con Lucía Pariente: “La próxima vez que me dejes hablando sola en la valla porque te llame Lucía para hablar también avísame”, le dijo. ¡El caso es quejarse!

 

 

2 de 11
''Yo defiendo lo mío''

Tampoco Kiko se libra de los celos hacia su novia: su sentimiento de posesión con Gloria Ca es demasiado fuerte, y así lo demostró cuando ella estuvo de risas tranquilamente con Alejandro Caracuel, aunque él lo consideró directamente tontear.

“Tengo que soportar verla ahí con el otro. ¿Qué está, provocándome? ¡Con la mía no! Hazlo con otra, si tienes c*jones”, estalló hablando sólo. “Yo defiendo lo mío”, gritó también, antes de decirle a su novia: “¡Qué bien te lo pasas, Gloria! Sigue por ese camino. Luego no vengas a pedirme a mí que f*llemos”.

3 de 11
Arrepentida de haber ido a Honduras

Tras otra fuerte discusión entre Gloria Camila y Kiko, la hija de Ortega Cano ¡le dedicó una peineta a su chico! Ella se lamentaba incluso de haber ido al concurso: “Lo he hecho todo fatal, me debería haber quedado en mi casa con mi hermano y mi padre”, se arrepentía tras la tremenda bronca que tuvo con Alba Carrillo y por la que después tuvo una pelea con su novio.

 

 

4 de 11
Muy dolida

No cabe duda de que Gloria ha sufrido mucho por su chico, y más después del ataque de celos cuando Kiko tuvo que encargarse varios días de atender a todas horas a Alba por el castigo en el que, además, estuvieron separados en diferentes zonas: “Se le ha olvidado hasta decirme 'buenas noches'”, dijo llorando.

 

 

5 de 11
Su útlima bornca, la más gorda

La última discusión entre los chicos fue, de lejos, la más gorda. Paola, siendo zombie, no puede hablar con nadie ni nadie le puede dirigir la palabra, una norma que Kiko se saltó a la torero, quizá por despiste: “Que no le puedes hablar”, le dijo Gloria a su novio, un comentario que a éste le sentó muy mal.

 

 

6 de 11
''Cállate la boca''

La discusión siguió durante toda la mañana: “¿Qué haces? ¿A cuento de qué vienes tú a decirme 'no le hables, no le hables'? ¡Cállate la boca!”.

“¿Por qué?”, quiso saber ella, y añadió: “A mí no vengas echándome esos c*jones, eh...”. “¿Cómo que por qué? Porque te lo digo yo, que soy tu novio”, dijo él de malas maneras.

 

 

7 de 11
Kiko se negó a comer sólo por orgullo

Tampoco le pareció bien que cuando Paola bajara del tótem con la comida, Gloria quisiera repartirlo: “Yo no quiero, coméroslo las cuatro”, contestó, de nuevo, de malos modos.

 

 

8 de 11
''¡Que no me grites!''

A pesar de que Gloria tuvo acierto en recordarle a su novio que no podía hablar con Paola, lo que realmente le molestó a él fue que se lo dijera ella: “Que me lo diga otro, pero no tú, que eres mi novia. Si me nominan por eso tampoco voy a llorar, pero no me lo digas. Si quieres en privado me coges y me lo dices”, le reprochó elevando la voz. “¡Que no me grites, c*ño! Si estamos hablando, háblame como una persona civilizada. He venido a pedirte perdón, pero estás acostumbrado a que otras te chupen el culo. ¿Qué más quieres?”, le dijo ella.

 

9 de 11
''Bocachancla''; ''Falso''

Los insultos tampoco se hicieron esperar: él la llamó “bocachancla” y ella a él “falso” y motivado”. “La próxima vez que me llames falso, tú y yo hemos acabado”, amenazó él. ¡Cómo está el panorama!

 

 

10 de 11
¿Habrá boda?

Eso sí, no todo son broncas entre la pareja, y parece que, a pesar de ese ritmo de discusión, se quieren hasta el infinito. Tanto, que Gloria Camila está convencida de que acabarán casándose: “Creo que es el hombre de mi vida. Me veo casándome con él. Su madre al lado y mi padre en el otro”, afirmó la joven, y añadió: “El 24 de junio hacemos dos años, si me pide matrimonio, le digo que sí". De hecho, tiene claro el momento en el que dirá 'sí, quiero' "Me quiero casar a los 27 años...”. De momento, ella tiene 21. ¿Llegarán al altar o se romperá la relación antes?

 

 

 

11 de 11
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities