Leticia Sabater y Paola Caruso se saltan las normas de Supervivientes

La cantante y la italiana se han saltado las normas de Supervivientes, por lo que la organización del programa ha decidido sancionar a Leti y a todo el equipo de la italiana. ¡Dramón!

image
Se han saltado las normas

La organización de Supervivientes decidió sancionar a Leticia Sabater y a todo el equipo infierno porque la cantante de La Salchipa y la italiana se saltaron las normas del programa al habalr entre ellas, cosa que está prohibida, porque los concursantes no pueden hablar con el zombie. Además, Leticia, en su afán de robar a sus compañeros, también se ha saltado la regla que dice que el zombie sólo puede salir de la zona muerta durante 15 minutos cada hora. El castigo para Leti fue entregar lo que utiliza para hacer fuego, mientras que el equipo infierno tuvo que devolver dos latas de comida.

1 de 6
Ladrona pero no de guante blanco

Desde que el jueves se conviertió en la nueva zombie, Leticia no ha parado de robar a sus compañeros. Que muy bien, porque esa es una de las funciones de la zombie y así el resto del equipo espabila un poco. El problema es que Leticia se toma su papel como una venganza, así que en lugar de robar cosas necesarias para la supervivencia ha decidido quitarles cosas personales. 

2 de 6
Por venganza

Leticia explicó que los zombies son mlaos y roban por placer" y que si antes la acusaban de ser mala sin serlo, pero que ahora que actúa como una zombie "pues soy mala". Además, dijo que no iba a utilizar ninguno de los objetos personales que robó porque no le interesa, ya que ella roba por placer y venganza. "Robo por placer, me gusta cabrearlos y me gusta la venganza", reconoció.

3 de 6
Los besos de Leticia

Uno de los momentos de la noche lo protagonizó la zombie. Leticia se enfrentó a un juego de recomepensa en el que debía emparejar palabras en un idima nativo de Honduras y en español. Tras tres oportunidades logró acertar algunas parejas que serían sus recompensas, como piña, pescado o pollo. Pero lo mejor (lo mejor para Leticia, al menos) fue que el encargado de traerle cada una de las cosas fue un fuerte indígena. Leticia estuvo encantada en todo momento con él, sin parar de acariciarle, hablarle y.. ¡Besarle! Sí, Leticia le plantó un beso en la boca instantes antes de cantarle una versión especial de La Salchipapa.

4 de 6
El robo a Bigote

Zapatillas, bañadores, vasos, platos... Todas esas cosas fueron las que Leticia les robó a sus compañeros, como ella misma dijo por venganza y para efandarles. De todas las cosas que robó la más personal fue el pañuelo de Edmundo, del que no se separa ni un momento. En un moneto de distracción Leticia se lo quitó, sabiendo lo importante que es para él, aunque sin conocer el motivo por lo que el fular es tan preciado para Bigote.

5 de 6
Se lo devolvió

EL programa dio la oportunidad de que Edmundo le explicase a Leticia por qué ese pañuelo es tan especial para él. La respuesta es que pertenece a su hermana pequeña, enferma de cáncer. En ese mimso instante, Bigote se emocionó y Leticia salió corriendo para coger el fular y devolvérselo. Desde e plató Carmen Borrego contó que efectivamente ese fular es de su hermana y que se lo dio a Bigote justo antes de que entrase en Supervivientes, cuando viajó a Chile para despedirse de ella. Sandra Barneda adelantó que Edmundo recibirá una sorpresa con la positiva evolución de la enfermedad de su hermana.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities