Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

¿Qué ha pasado para que los Supervivientes entierren el hacha de guerra?

A tan sólo horas de la final de Supervivientes, los concursantes han decidido apartar los dramas y volver a llevarse bien. ¿Conseguirán aguantar hasta que aterricen en Madrid?

1 de 6
Vuelta a Cayo paloma

A tan sólo unas horas de que Supervivientes 2017 eche el cierre, la convivencia entre los concursantes ha dado un giro de guión que no nos esperábamos, y es que ahora ¡han decidido enterrar el hacha de guerra!

Lo que leéis: Alba, José Luis, Laura e Iván han dicho que hasta aquí han llegado los dramas y que van a vivir en paz y armonía lo que les queda de concurso... o al menos eso esperan.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Adiós al mal rollo

Nada más llegar a Cayo Paloma, los chicos se dieron cuenta de que, efectivamente, ya estaban en la final, y con el subidón se pusieron a darse besos y abrazos después de tirarse los trastos a la cabeza hacía tan sólo unos días. ¡Quién les ha visto y quién les ve!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
''Me empujaste...''

¿La reconciliación más llamativa? La de Alba Carrillo y José Luis, que ni cortos ni perezosos se dieron un abrazo y hasta un beso en la frente (¡¿?!) para zanjar su última riña, en la que Alba se enfadó mucho tras recibir un empujón de José Luis: "Es que me empujaste...", dijo ella tratando de no sonar mosqueada. "Pero fue sin querer, Alba. Es un juego", respondió el chef rebajando la tensión.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Subidón de finalistas

Terminada la bronca, ella tamibén le dio un beso a José Luis, y es que el subidón de estar en la final ha conseguido que hasta Laura, que calificaba al cocinero de machista, le diera un abrazo de lo más sentido. ¡Cómo cambian las tornas de un día para otro!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
¿Por qué brindaron?

Para poner la guinda del pastel, todos decidieron hacer un brindis con isotónico en el que pusieron de relieve lo bien que se lo han pasado en la edición, dejando claro que ya no iban a discutir más, que para eso eran finalistas: "Somos unos gladiadores. Por la final, que ya estamos ahí", dijo Iván.

"Por la experiencia inolvidable que hemos vivido todos. Para mí lo bonito van a ser estos días de convivencia", expresó José Luis.

"Aunque hayamos hechos unos más y otros menos estamos aquí, y aunque hayamos discutido y nos hayamos llevado mal, lo importante es que al final creo que todos tenemos muy buen corazón", apuntó Laura Matamoros.

"Por todos vosotros, porque ha sido una de las experiencias de mi vida y vosotros sois parte de esa experiencia. Os llevaré a todos en el corazón", añadió Alba Carrillo cerrando la ronda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
La comida dejará de ser motivo de discusión

Eso sí, la razón principal de las broncas, en la mayoría de casos, ha sido por la comida, que ahora sólo tendrán que repartir entre 4, por lo que les da para ponerse unos buenos platos de arroz (¡con carne!) ¡y hasta repetir si quieren!

Está claro que lo concursantes no piensan volver a levantar la voz... ¿Conseguirán mantener la promesa y convivir en paz?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities