Gran Hermano: El Reencuentro. Gala 6

Las dos parejas tendrán que superar su pasado durante su nuevo paso por 'GH'. Mientras que la relación entre Dani y Marusky estuvo llena de enfrentamientos, la de Orlando y Gemma estuvo marcada por una tensión sexual no resuelta.

1 de 21

La sexta gala de Gran Hermano, el Rencuentro estuvo marcada por venidas, que no por idas, ya que ninguna pareja fue expulsada. El programa parece ahora el camarote de los Hermano Marx. De lo mejor que pasó en la última gala fue en encuentro entre Ana (completamente desquiziada) y Germán, otro para echar de comer a parte.

2 de 21

Con mayor tensión fue el encuentro que protagonizaron Maruski y Daniel. No se aguantan y eso quedó claro en los primeros instantes en los que no sabían donde meterse ninguno de los dos. Para romper el hielo Dani le preguntó a Maruski: "¿Como estás?" y ella le respondió: "Pues haciéndome pis". Sí señor, eso es liberar tensión nada más empezar.

3 de 21

Los que sí se llevan bien, lo aparentan y además lo demuestran son Orlando y Gema. De aquí va a salir algo, como dice Iván Madrazo. Y es que la tensión sexual que ya tuvieron en la edición que protagonizaron la tendrán que aliviar de alguna manera.

4 de 21

La prueba semanal fue de lo mejorcito que hemos visto hastra ahora. Ellos pertenecían a un restaurante 24 horas donde se podían pedir tortillas, paellas y pizzas por encargo en cualquier momento del día. Daba igual que fueran las 6 de la tarde que las 3 de la mañana. Ellos tenían que hacer los encargos y terminarlos a una hora determinada. La tensión entre Nico y Ana alcanzó su punto culminante en esos momentos.


5 de 21

Pero para tensión la que soportaban Maruski y Dani. No se soportan y eso queda evidente desde el primer momento. Ninguno de los dos puede mirarse a la cara y el episodio del sujetador todavía colea en ambos. Maruski tuvo que soportar un vídeo en el que Dani le decía: "... es una inútil. Tiene menos talento que Micky Mouse y lo más intelectual que ha hecho es cuadrar una caja".


6 de 21

Lo del sujetador fue de lo más ruín que se ha visto en el programa. Como Maruski ya le caía mal a esas alturas de su edición, a Dani no se le ocurre otra cosa que esconderle un sujetador. Pero él nunca lo reconoció y lo estuvo negando en todo momento. Algo de lo más bajo que hemos visto en todas las ediciones del concurso.


7 de 21

La tensión entre Nico y Ana no tiene límites. Nico la trata muy mal y ella no lo soporta. Cuando quiere y como quiere hace con ella lo que quiere. Ella no aprende y de la misma manera que le odia, le quiere. No se entera de lo que está pasando la andaluza. "La culpa la tienes tú que le sigues como una perra". "Ya lo sé", contresta ella. En fin, sin más comentarios.

8 de 21

Pero el programa también tiene sus cosas buenas y nada como ver a Chiqui convertida en una diosa del sexo duro. Algunos todavía tenemos pesadillas con estas imágenes.

9 de 21

Y cuando creíamos que lo habíamos visto todo, nos encontramos con esta imagen de Jorge trasvestido. Lo que hay que hacer para ganar 60.000 euros, o como dicen ellos "Por vivir la experiencia del programa".

10 de 21

Y eso lo tiene muy presente Jorge que ya tiene desavenencias con María José. A ella le tiemblan las canillas porque no se encuentra demasiado cómoda dentro de la casa y él no quiere saber nada de largarse de ahí. La andaluza comienza a tener extraños síncopes que le revolicionan su cuerpo serrano. Se siente mal, mareada y la dirección del programa opta por mandarla al hospital.

11 de 21

Y después de examinarla se dictamina que no tiene nada de nada y que puede volver a la casa. Después de numerito entra en loor de multitudes y sus compañeros se tiran a por ella como si no la hubieran visto en 35 años.

12 de 21

No es lo mismo que Gema y Orlanco que, nada más verse, se fundieron en un abrazo de los que hacen época. Ya lo ha dicho Iván Madrazo, "tienen que resolver la tensión sexual no resuelta".

13 de 21

Porque si hacemos memoria, Gema entró al programa con su marido Carlos, y éste estaba desesperado por encontrar momentos en solitario con ella para desahogarse, pero la cosa no parecía ir demasiado bien ya que ella le hacía ojitos a todos, especialmente a Orlando, y la relación con su marido iba cada vez de mal en peor.

14 de 21

Pero ahora está divorciada y eso le puede venir de perlas a Orlando porque ya no tiene ningún motivo para respetar a nadie ya que no hay nadie a quien respetar. Comenzaron muy bien y todos sabemos que van a terminar mucho mejor.

15 de 21

No como Nico y Pepe cuya relación comienza a ser lastimosa. Nico comienza a ver que Pepe es un tío que actúa después de pensar cómo actuar y eso no le convence en absoluto. No entiendo como un día puede estar bien y al día siguiente no hablarle. Ainhoa ayuda a que Nico no sepa bien como comportarse y es que ella es muy lista y sabe bien que si divide, vencerá.

16 de 21

Pero lo que sí tiene claro el italiano es que si puede aprovecha. ésta es una de las pocas imágenes que han trascendido del encuentro sexual que tuvieron Nico y Ana en un armario.

17 de 21

Algo que al paso que va Raquel López es muy difícil que ocurra. Pocas veces hemos visto algo tan lamentable como la declaración de la concursante diciendo que ella quiere una hora con Nico, quiere una cena íntima con él porque (palabras textuales) "aunque sea un poco patético yo quiero tener una cena así porque a mí nunca me ha invitado un hombre a cenar".

18 de 21

En el plató Mercedes Milá se entrevistaba con Iván Madrazo que se siente como pez en el agua con este programa. Hasta el punto que se atrevió a dar un pronóstico sobre cómo va a acabar la relación entre Orlando y Gema (no hay que ser adivino para eso). Además tenía una sorpresa guardada en la manga.


19 de 21

Y la sorpresa es que le regaló un anillo a Indhira que estaba encantada. "No es un anillo de compromiso, en un anillo de amistad", dijo. Pues vale. como se conocen tan profundamente desde hace tanto tiempo, ¿no?

20 de 21

Mercedes Milá tenía ene día flojo e hizo las paces con Melania que se sentía la persona más afortunada del mundo en ese momento porque Piero estaba confesando que se sentía enomorado. ¡Qué cosas tiene este programa!

21 de 21

Vamos a quedarnos con la imagen más divertida del programa. Después de lo mal que lo está pasando Ana Toro en su relación con Nico, la llegada de Germán ha sido como un bálsamo para la maltrecha cabeza de la andaluza. Germán llegó, vio y la divirtió, que falta le hacía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Realities