GH 12: Los nuevos inquilinos son de lo que no hay

Ojipláticos nos hemos quedado con los concursantes de GH12. Un año más Mercedes Milá y su equipo nos han dejado sin palabras. Bienvenidos a Gran Hermano ¡de nuevo!

1 de 20

Patricia Hurtado (24 años, Algeciras)

No la soporta ni su madre. Ni tampoco su padre. "La convivencia con ella es insoportable, es manipuladora y quiere ser la primera en todo", explican. Habla sin parar hasta llegar a un punto casi hiperactivo. Es muy expresiva pero su familia insiste en que sus defectos pesan sobre sus virtudes. "Es acaparadora y autoritaria". Ella responde con su propia medicina: "Hago lo que quiero, y a quien le guste bien y a quien no, pues le da igual". Actualmente está en paro y vive con sus padres, pero tiene claro lo que quiere conseguir en su vida. "Quiero comprarme una casa frente a la playa, tener un marido y una niña. Comprar luego un perro y un conejito", ahí es nada. Además, también sabe lo que espera de su marido y aquí no es tan exigente: "Simplemente, que me aguante". Dice que sus padres quieren que entre en GH como terapia porque es demasiado maniática y resulta muy complicado convivir con ella. Ella quiere demostrar que va a poder llevar una buena convivencia a pesar de sus manías. Una de ellas es el poder dormir bien. Duerme a oscuras con tapones de militar, que son los únicos que le quitan el ruido. Además, le encanta cantar y bien alto. No le gusta oír a nadie, pero sí que la escuche.

2 de 20

Óscar Casado (30 años, Granada)

Si una cosa tiene clara este granadino es que el físico importa. Tanto por sus colaboraciones como modelo publicitario como por el bar de copas que tiene junto con unos amigos, Óscar sabe por experiencia, al menos eso asegura, que si la primera impresión impacta el resto es más fácil. Por eso se cuida hasta el extremo. "Con mi físico soy extremista, entreno al día entre una y dos sesiones y para mí es el pan de cada día. Y, por supuesto, ni fritos ni grasas. Para ser un figurín como ya sabéis lo que tenéis que hacer. No tengo ni un solo pelo y cuando digo ni un solo pelo es ni uno". Tras esa ausencia de grasa corporal hay además un "golfo", según él mismo se define. Le gustan las mujeres y no lo disimula. De ahí que su vida sentimental sea un universo complejo y múltiple, sobre todo siendo propietario de un local de copas. "Sólo os diré que el bar está lleno de mujeres guapas... Soy un seductor nato y no me corto ni un pelo a la hora de ligar. Ahora mismo no me veo teniendo pareja estable; prefiero vivir la vida ¡que pasa muy rápido!". Para Óscar, Gran Hermano es un reto, pues considera que es muy meticuloso para la convivencia.

3 de 20

Rubén Estévez (25 años, Cádiz)

Rubén viene con tándem a esta edición de GH 12. Su novia, o ex, como buenamente quiera definirlo este gaditano (no ha salido hacerlo claramente) ha entrado por sorpresa con él. Su nombre es Chari (Rosario) y lo dejaron (o casi) porque ella era "muy activa sexualmente". Precisamente sobre el tema del amor dice que a sus 25 años “se está quitando” porque siempre ha sido muy enamoradizo y está dispuesto a dejar de serlo. Combina su trabajo de ejecutivo comercial con los estudios de empresariales y es un tipo de mundo que ama viajar. Pasó su adolescencia en Estados Unidos porque su padre es militar y fue destinado allí durante una larga temporada. Completó sus estudios con un Erasmus en Suecia y vivió allí durante 10 meses.  Le gusta vestir bien y cuidar su cuerpo haciendo mucho deporte y siguiendo un estricta dieta.

4 de 20

Dámaso  Angulo (18 años, Toledo)

Este ex seminarista coplero tiene mucho que aportar a GH. Dividido laboralmente entre ser cura o cantante de copla, el toledano decidió afiliarse a las Nuevas Generaciones del PP mientras se decidía. También ha encontrado tiempo para comenzar a estudiar Historia del Arte, en parte motivado por su pasión sacra. Desde su niñez adora las procesiones, ir a misa y la historia de los santos. En sus ratos libres, colabora además en una radio local porque, según él mismo afirma, es un gran "conversador". Manolo Escobar es su devoción. Es un "súper fan" del cantante, el más fan quizás y hasta da conciertos en las discotecas de su región toledana. Para completar este curioso conjunto de vocaciones, trabaja en una empresa de seguros de decesos y funeraria. Quiere entrar en Gran Hermano porque su lema es "yo hago lo que quiero y cuando quiero".

5 de 20

Jhota (22 años, Madrid)

Es un chico de barrio. Puede verse en sus gestos, su vestimenta y sus aficiones. Ya sea en la gorra, los pantalones o las 'zapas', en su ropa no puede faltar el color. Dice que su obsesión se debe a que de pequeño le gustaba mucho el Príncipe de Bel Air y Steve Urkel. "Uso el estilo retro del Nueva York de los 80; soy un Boy Color, un retro-reggatonero". Le encanta rapear, en especial el ya mencionado 'retro reggeaton', y lleva desde los 11 años componiendo canciones. Se define como músico. Asegura que no ha encontrado aún a la chica de su vida, pero aún hay tiempo. Nunca se ha enamorado y no tiene demasiado éxito entre el género femenino. "Me gusta que sean raras, que tengan paranoias en la cabeza, cresta en el pelo y llenas de tatuajes". También le gusta la cultura africana y árabe. En su primera impresión de la casa ha dejado claro su tendencia al arco iris cromático: "Qué casa más sosa, ¿no? ¡Podían haber metido algún color!".

6 de 20

Anup Narain (30 años, Palmas de Gran Canarias)

"No hay ningún hindú que se atreva a hacer las cosas que hago yo". Esta es la carta de presentación de Anup y, por lo que se intuye de sus coordenadas, tiene mucha dosis de verdad. Este hombre de 34 años, nacido en la India pero residente en Las Palmas se ha labrado su destino vendiendo relojes suizos por Intenet. Se considera un buen profesinal y es que "no quiero presumir, pero sé que podría vender a un hindú una vaca para hacer hamburguesas". Su mujer le llama 'el tigre africano' (esta felizmente casado y tiene una hija).Sus amigos, 'el indio loco'. Es extrovertido, divertido y, sobre todo, hablador. Entre sus manías destaca encender todas las mañanas un vela y, sobre todo, el planchado: Hasta el último calcetín tiene que haber pasado por la plancha, si no, no se lo puede poner. Le encanta bailar y cantar.

7 de 20

Yago Hermida (32 años, Vigo)

Fue novio de Yola Berrocal, pero Yago ha conseguido entrar en Gran Hermano 12 por sus propios medios. Es un chico con estrella. Antes de ser modelo trabajaba en una joyería, pero un día un hombre entró a por un reloj y descubrió su potencial. Le puso en contacto con una agencia y le ofrecieron hacer un desfile para Hugo Boss. Después llegó lo demás: Cibeles, Prada, Pignatelli... Un físico con gancho que arranca en una mirada verde piscina y continúa en un cuerpo atlético y fibroso pero sin exageraciones de gimnasio. Disfruta con el deporte y su pasión es la pesca submarina. Pero no se conforma con esto: "También corro y juego al fútbol con mis amigos". El guapo oficial de Gran Hermano 12 está además soltero y sin compromiso. "Tengo el corazón libre, pero estoy deseando encontrar a la mujer de mi vida", asegura. Cree que, pase lo que pase, no se aburrirá dentro de la casa: "Soy un experto jugador de ajedrez, lo que me vendrá muy bien para la vida dentro de GH".

8 de 20

Flor Luján (26 años, Argentina)

Florencia tiene 26 años, es alta y rubia y se define como "consentida, mimada y caprichosa", tres atributos que no siempre son muy recomendables para la convivencia. Argentina de nacimiento lleva ocho años viviendo en Madrid y no puede evitar la nostalgia. "Me siento genial en Madrid pero echo de menos mi país, mis amigos, mi familia". No obstante, su naturaleza extrovertida hace que no le cueste hacer amigos. Trabaja en un bar poniendo copas y le encanta bailar. Moverse y "dar la nota", según ella misma cuenta. Además, le gusta que se fijen en ella. "Lo que más me gusta es posar. "Ya que la naturaleza fue generosa conmigo y me dio esta carita tan linda, tendré que aprovecharlo", presume. Le gusta su cuerpo y además lo mima. Le encanta que le den masajes y también machacarse con ejercicio para mantenerse. Es sensual y sexy. Un tatuaje en el coxis es una de sus armas de seducción. Se define como "pasional, liberal y sin prejuicios". Ha avisado antes de entrar en la casa de que se enamora fácilmente así que es posible que se tropiece con el amor en GH12. Si a los chicos les gusta tanto como ella se gusta a sí misma, parece que el flechazo será intenso.

9 de 20

Julio Granado "El Feroz" (30 años, Benidorm)

JuHa nacido en Benidorm pero no se considera un chaval playero sino que tiene claro que él es "un chico de barrio". Lo que no quiere decir que sea un tipo sin ambiciones, todo lo contrario. Julio se considera un guerrero, un líder. "España necesita un ídolo y ese soy yo", asegura. Ya tiene un nombre de guerra, de hecho, se ha presentado a GH 12, con un alias: Julio, "el feroz". Con tales credenciales a nadie le extraña que sea boxeador. "La gloria del ring dura poco pero es grande", ha explicado. Para él, el triunfo lo es todo y se toma la vida como una pelea. Lo tiene tan claro que a veces puede resultar agresivo. "Soy el número uno. Soy vengativo y orgulloso". Orgulloso hasta el extremo de tatuarse una máxima en el pecho: "Antes me trago mi sangre que mi orgullo". "Significa que lucho hasta el final, que no me rindo", explica. Sabe que su forma de ser a veces no gusta a la gente. "Aparento prepotente, pero no lo soy", se excusa. Y confiesa que debajo de su coraza musculosa de guerrero, habita también un hombre tierno. "Soy agradable y simpático", dice. "Cara al público, cara a la gente aparento una persona muy agresiva pero no lo soy". Entra en la casa sin compromiso conocido pero con objetivos claros en cuanto a sus posibles compañeras. "Me encantan las mujeres, en especial morenas de ojos verdes y que estén muy buenas". En todo caso, antes que las chicas tiene otra prioridad: Y tiene clara su próxima lucha: "Mi meta es pelear, luchar y vencer en el ring de GH12". Pero, antes de entrar en la casa de Guadalix, Julio ya ha demostrado lo bien que se le dan las cámaras y, sobre todo, protagonizar una escena de acción. 'El Feroz' demostró toda su artillería en un capítulo de 'Becari@s', donde se dejó la piel en una lucha cuerpo a cuerpo con Oiver, de M'yH'.

 

10 de 20

Marcelo Ciriaco (20 años, Málaga)

Es romántico, soñador, aspirante a escritor y adicto confeso a "las cosas bonitas de la vida". Es ingenuo, guapo y se siente con toda la vida por delante. Estudia Historia del Arte y en su breve pasado guarda un trauma: fue un niño obeso y de ahí que ahora esté muy preocupado por su imagen.

Sabe que a veces la primera impresión es la que cuenta así que es "un poco metrosexual". Se depila, se hace tratamientos varios de belleza y hace mucho deporte. Muchos le dicen que se parece al Duque pero a él, en su propia opinión, no se le sube a la cabeza, aunque hay quien cree que sí. "A primera vista puedo parecer chulo y creído, pero luego soy una gran persona".

Aunque el físico le importa tiene claro que la imagen no lo es todo. Le interesa la historia y los libros y exige de cualquier chica que tenga un nivel cultural parecido al suyo. Quiere entrar en Gran Hermano para independizarse económicamente y tal vez para encontrar a su chica ideal.

11 de 20

Mireia Carrillo (32 años, Barcelona)

Quizás haya sido porque trabaja desde los 13 años o porque se fue de casa a los 17, pero lo cierto es que esta pelirroja es una reconocida directora de publicidad de una revista de música. Su día a día (al menos durante seis meses, ya que vive entre Ibiza y Barcelona) transcurre rodeada de artistas y discográficas, así que no ha podido evitar que parte de esa disciplina se la haya traspasado en vena. La Mireia más artística está muy influída ("muchísimo") por Madonna. Tanto, que hasta ha grabado un vídeoclip frente al micrófono. No le gusta que le manden ni que le controlen. Ama conducir porque la velocidad le apasiona. También volar y la adrenalina que da. Baila claqué para librarse del estrés. Con los hombres es clásica y moderna: Lo primero porque le guste que le conquisten y lo segundo porque es una mujer independiente y autónoma. Es perfeccionista y cuida mucho los detalles en todo lo que hace. Adicta al trabajo, necesita un respiro en su vida y por eso ha decidido participar en Gran Hermano.

12 de 20

Terry Willis "Terremoto" (21 años, Santa Cruz de Tenerife)

Se ha bautizado a sí misma como Terry Terremoto. Asegura que es hiperactiva y que vive cuatro velocidades por encima del resto del mundo. "Soy puro nervio, ese es mi estado natural". Es una mujer que se ha reinventado a sí misma, de los pies a la cabeza. De hecho, la mayor parte de su vida ha sido obesa, y esa ha sido una de las cosas que decidió cambiar. Recientemente ha adelgazado 40 kilos y se ha cambiado el nombre, de Teresa Pérez a Terry Willis. Para ella, mantener este logro es tan importante que podría hacer que abandonara Gran Hermana. "Si yo engordara demasiado no tendría ningún problema en abandonar la casa", asegura. Luchadora y extrovertida ha tenido una infancia difícil. Cuando sólo tenía dos años le diagnosticaron una luxación de cadera y tras nueve operaciones, aún padece una leve cojera que disimula moviendo mucho las caderas. Trabaja ayudando a su madre en una tienda de ropa donde disfruta como nadie desde que goza de una silueta a su gusto. "Me pruebo más ropa de la que ofrezco a las clientas. Y disfruto de mi pura obsesión por los zapatos". Espera disfrutar en Gran Hermano y entiende este programa como una oportunidad para conseguir su sueño: "Salir en televisión y llegar a ser una estrella".

13 de 20

Laura Campos (26 años, Madrid)

A Laura le gusta dar caña. Tanto que ha sido elegida recientemente como líder sindical entre sus compañeros de trabajo en una empresa de manipulación de piezas de aeronáutica. Esa pasión, unida otro de los rasgos de su personalidad como es no soportar las injusticias, la convierten a priori en una concursante ideal de GH. Ella se define, a sus 26 años, como “una chica extrovertida, maruja, criticona, guapa, con algo de mal genio, cariñosa, en fin una tía de puta madre”. Tiene una relación tormentosa con su novio, se iban a casar y anularon la boda. Actualmente vive con su familia, hasta que consiga independizarse. Fue Campeona de Madrid de salto de longitud. A los 18 años comenzó a salir de fiesta y dejó el atletismo. Le encanta ir de compras y salir de fiesta con sus amigas. En esos momentos es cuando aprovecha para poner en práctica otra de sus pasiones: El maquillaje. Tiene rimel de mil colores e intenta reunir material de todo tipo. Dice tener muchos más amigos que amigas porque cree que en la mayoría de las mujeres no se puede confiar. Tenía claro que iba a entrar en Gran Hermano porque todo lo que se propone lo consigue.

14 de 20

Marta López (25 años, La Coruña)

Está convencida de que es "un hombre en un cuerpo de mujer". Esta contundencia en la afirmación viene dada por una impresión que alberga desde hace tiempo, y es que con su carácter sinvergüenza, alocado e impulsivo, no soporta que los chicos sigan tratando a las mujeres como "princesitas": " Necesidad de demostrar al mundo de que no todas las mujeres somos iguales", asegura. En este sentido es clara. Se considera una chica sin tabúes y es muy promiscua. Le encanta jugar y jugar con picardía y odia las compras y el cotilleo. No tiene novio. Entre las cosas que odia están las tareas domésticas (es muy desordenada) y los niños.

15 de 20

Joaquín Sanz (42 años, Huelva)

Es un hombre extrovertido y bromista. Vive solo pero tiene mañana para todo y hasta hoy es el eterno soltero. Si bien, tiene una hija de 17 años a la que adora y con la que le encanta compartir su tiempo libre y de la que dice es "una de las mejores cosas que me ha pasado en mi vida". Es mecánico y aunque actualmente está en paro no vive angustiado ya que se considera "un buscavidas". Aunque siempre se ha dedicado al mundo de la automoción, ha sabido compaginar su profesión con trabajos esporádicos de seguridad y relaciones públicas en salas de fiestas. Eterno soltero, nunca ha estado casado aunque ha tenido muchas relaciones. No tienen ningún prototipo de mujer, aunque confiesa que le gustan sencillas y sinceras. Casualidad o fijación, le gusta rodearse de mujeres generalmente más jóvenes que él, pero le cuesta mucho comprometerse. Valora mucho su independencia y vive solo por lo que está acostumbrado a hacerlo todo a su manera. Es meticuloso y maniático del orden y la limpieza. Es tan pulcro que sus amigos dicen que su casa parece un quirófano. Bohemio y cordial, le gusta montar en moto y pasear cerca de la playa. En su vida, dice, que no ha conquistado nada y que este es su momento. Gran Hermano es su lugar.

16 de 20

Cathaysa Mogollón (28 años, Venezuela)

Aunque es venezolana, su nombre guanche se debe a que su madre es canaria. Lleva cuatro meses viviendo en Madrid y, aunque echa de menos a su familia, se siente como en casa. Es ingeniera de sistemas y trabaja como especialista en seguridad tecnológica. “Trabajé como consultora en varias empresas cerrando brechas tecnológicas”. Es una apasionada del deporte ya que se relaja, se entretiene y además se mantiene en forma gracias a él. Además, le encantan los caballos en los que monta desde que tiene cinco años. “Me encanta su olor, acariciarlos y peinarlos”. Como buena latina por su sangre corre la música y el baile. “Me encanta el reggaeton, la salsa y el merengue, pero bailo lo que me pongan”. Le gustan chicos altos, simpáticos e inteligentes pero, sobre todo, es muy importante que le mimen mucho.

17 de 20

Julia Villaverde (30 años, Palma de Mallorca)

Es cuchichí, es decir, hija de padre gitano y madre paya. Se ha educado dentro de la cultura gitana pero es más moderna de lo que su comunidad acostumbra. Se casó muy joven y su matrimonio duró 12 años, pero actualmente está separada y es madre de un hijo. Se considera una "gitana modera" porque aunque ama y respeta su cultura, también le gusta vivier de una forma independiente y actual. Julia es una seguidora incondicional de Gran Hermano y ha luchado durante años para entrar en el programa por una razón muy clara: quiere presumir de casa. Ha vivido durante nueve años de forma muy humilde. "Nunca he tenido una casa digna, sin tuberías, ni suelos ni nada. He echado de menos un retrete donde poder sentarme como una reina y creo que todo esto lo voy a encontrar en la casa de Gran Hermano". Pues sí, está claro que con estos objetivos, a ella no le decepcionará la casa. Julia es vendedora ambulante y tiene voz y salero como la que más. "Si te gusta lo que llevo, me lo quito y te lo vendo", bromea. Por supuesto, conoce y disfruta del flamenco, que es un pilar de su cultura, pero también le da al techno house y a todo lo que suponga bailar y disfrutar. Su mayor valor, la libertad.

18 de 20

Chari Lojo (27 años, Cádiz)

La novia, o ex o lo que sea (ella no ha sabido definirlo y él tampoco) de Rubén ha entrado al programa por sorpresa. Vino a la gala inaugural para acompañarle y ha acabado en una de las casas, rodeada de apuestos galanes. Esta hiperactiva gaditana de 24 años asegura que su apetito sexual no se sacia fácilmente. Trabaja de noche y descarga su energía machacándose en el gimnasio. Está opositando también así que pasa bastantes horas al día estudiando. No le gusta pasar desapercibida y siempre va vestida muy llamativa por lo que ha tenido problemas con sus ex-parejas. Es enamoradiza y le gusta tener relaciones estables. Es muy celosa pero reconoce que a ella también le gusta tontear con el sexo opuesto aun teniendo pareja. Habla mucho y muy rápido, asegura que es una auténtica 'cotorra' y un terremoto, no puede estar sin hacer nada. Es fiel seguidora de Gran Hermano desde la primera edición y para ella poder concursar es casi un sueño.

19 de 20

Lydia Navarro (24 años, Palma de Mallorca)

Es lo que se dice una niña de papá. En sus propias palabras: "Cada vez que tengo un problema digo papi, papi". Uno de esos problemas es su mayor bendición. "A los 17 me quedé embarazada y llegó mi niña", explica. Entonces también su padre fue su salvador. Actualmente trabaja como secretaria en la empresa de su padre y se define como una persona cariñosa y soñadora. Su físico para ella es sustancial. Es exuberante y le gusta llamar la atención. "Cuido mucho mi físico, hago deporte y paso horas en el gimnasio para estar estupenda dentro de mis modelos sexies", dice. También en esto ha tenido el apoyo de su padre. "M papi me permitió ponerme mis pechos. Se lo dije, quiero unos pechos y los quiero ahora". Él reconoce que lo hace todo por su niña: "Con cuatro carantoñas consigue lo que quiere". Cree que en otra vida fue sirena, "porque representa la femineidad". No entiende a la gente que no le da importancia a las apariencias. "El físico es muy importante, porque como yo lo cuido tanto, no entiendo cómo otros no". Su mejor tesoro son sus tres amigos, con los que va a todas partes. Los tres son gays y le tratan como a una reina. "Ellos me cuidan, me protegen y me hacen súper feliz". En GH 12 entra sin ellos y sin su papá. ¿Resistirá?

20 de 20

Eduardo Palomino (31 años, Madrid)

Este año GH amplió su casting también a Facebook y de todos los candidatos de la red social, Eduardo Palomino (31 años, Madrid), Cheru para sus amigos, fue el elegido. Es analista y programador además de seguidor de nuevas tecnologías. Es uno de los pocos chicos de GH 12 que en vez de presumir de músculos, lleva camiseta amplia, luce melenita y no sabe de gimnasios. Pasa del deporte extremo y prefiere disfrutar paseando a su perra. Se presentó a Gran Hermano porque quiere "demostrar que a pesar de ser sordo no es ningún bicho raro y puede llevar una vida normal". Y es que Eduardo tiene una discapacidad auditiva desde los dos años debido a una negligencia médica. Su tío lo explica: "Él si puede oír, aunque muy poco. Si le hablan todos a la vez pues no se va a enterar. Tiene una pérdida del 95%. Cuando tenía un año y pico le operaron de vegetaciones pero la anestesia le provocó esta reacción y se quedó con una pérdida". Su madre está segura de que "Cheru" va a adaptarse perfectamente a la vida en la casa: "Desde pequeño ha llevado una vida completamente normal a pesar de su discapacidad. Es tenaz, es luchador y buena persona", explica. Erika, su mejor amiga también lo defiende: "Va a ser un crack, se va a adaptar muy bien, tiene unas capacidades de relacionarse con la gente. Esta seguro de que Gran Hermano será para él "una experiencia alucinante que dará esperanza a los padres cuyos hijos padecen discapacidad auditiva, para que vean que todo se puede lograr".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Realities