Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Ariadne Artiles

Lleva currando como modelo desde los catorce años pero tiene que reconocer que desde que apareció al lado de su hoy ex marido, Fonsi Nieto, la vida le sonríe más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otra en su lugar se habría tumbado a la bartola, pero Ariadne no. Ella ha sabido labrarse una carrera y convertir su exótico nombre en uno de los imprescindibles de los saraos de altura. “Mi primer trabajo fue en la pasarela Moda Cálida de Canarias y, como vivía allí, podía ir todos los días”, recordó hace poco. Un flechazo entre flashes Dos años después, a los 16, la canaria quedó finalista del concurso de modelos Elite Model Look. Eso la llevó a Madrid y, desde allí, a Miami. En aquella época muchos fotógrafos de renombre empezaron a fijarse en su figura, pero también un piloto de motos le echó el ojo: Fonsi Nieto. “Nos presentaron en Ibiza. Yo estaba allí por trabajo, pero enseguida regresé a Miami. Fue al verano siguiente cuando nos conocimos un poco más”, explicó hace tiempo Artiles sobre los inicios de su relación con el sobrino de Ángel Nieto. Empezó oficialmente a salir con Fonsi a mediados del año 2004.

El mejor contrato
Casarse con el piloto ha sido, sin embargo, el mejor contrato de su vida. Y no sólo porque el enlace les supuso a ambos una cuantiosa exclusiva. Casualmente, desde entonces, Artiles no ha parado de trabajar. Grandes firmas como Mango, L’Oréal, Wella, Ralph Lauren, Punto Blanco o Suzuki han querido contar con ella. Quizás por eso, cuando rompieron, Fonsi confirmó: “No ha podido ser. Nuestras profesiones nos obligan a pasar demasiado tiempo separados.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales