¿Qué pone en las nuevas etiquetas de los alimentos?

Acaba de entrar en vigor en España el nuevo etiquetado de los alimentos envasados, que exige información nutricional

A partir de ahora veremos las nuevas etiquetas de los alimentos envasados. Conforme a la normativa comunitaria europea, deben recoger información nutricional sobre valor energético, grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcar, proteínas, sal y alérgenos. Según recoge la Agencia Española de Consumo Aecosan, la finalidad de esta normativa es “proteger la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información. La información debe ser útil, legible y comprensible al consumidor”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El nuevo etiquetado debe recoger:
Ingredientes: figurarán de mayor a menor peso.
Cantidad neta: se debe expresar en litros, mililitros, kilos o gramos.
Fecha de duración: es lo que dura el alimento sin perder propiedades.
Pautas de conservación, dependiendo del alimento, si es o no refrigerado o congelado, por ejemplo.
País de origen.
Empresa: se indica el nombre de la misma y la dirección.

Los alimentos exentos del nuevo etiquetado. Quedan exentos de la información nutricional los alimentos no envasados, sin transformar, como frutas o verduras. Por ejemplo, en el caso del pescado y carne frescos al corte aparecerán en rótulos el lugar de procedencia y fecha de caducidad. También quedan exentos el agua, la sal, las especias, el té y el vinagre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La información sobre alergias e intolerancias debe aparecer en el nuevo etiquetado de los alimentos envasados. Existen 14 alergenos:

Cereales con gluten: trigo (espelta, khorasan), centeno, cebada, avena.
Crustáceos: cangrejos, langostas, gambas, salsas, cremas…
Huevos y bases con huevo
Pescado y productos derivados: salsas, pizzas, caldo, cremas…
Cacahuetes: semillas, pasta, galletas, chocolates…
Soja y derivados: semillas, aceites, harinas, tofu, postres.
Leche y derivados (lactosa): mantequillas, galletas, nata, yogur.
Frutos de cáscara: almendras, avellanas, nueces, anacardos.
Apio: tallos, hojas, ensaladas...
Mostaza: semillas, panes, curry…
Granos de sésamo
Dióxido de azufre y sulfitos: conservantes de frutas secas.
Altramuces: semillas, harinas…
Moluscos: mejillones, caracoles, chirlas, pulpo…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales