Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Chayo Mohedano: “Siempre he dicho que quiero ser como mi tía”

Ese era su deseo cuando empezaba pero, hasta el momento, la hemos visto más hablando de su vida que sobre el escenario

Desde que empezó a aparecer en los medios de comunicación, allá por al año 97, es conocida por ser la sobrina de Rocío Jurado. Un empujón que cualquier cantante hubiera querido para sí, pero que para Rosario Mohedano parece haberse convertido en un lastre. “Yo lo que quiero es cantar”, ha repetido una y otra vez la hija de Amador Mohedano, pero lo cierto es que, hasta el momento, la hemos visto más en programas del corazón que sobre el escenario. Y no para hablar de su arte, que no ponemos en duda, sino de su vida privada. “Es la mejor manera de promocionarse”, dijo Rosario cuando aceptó participar en Gran Hermano Vip. A partir de ese momento descubrió lo que era ganar dinero fácil en los platós de televisión. Unos euros que ha utilizado en más de una ocasión para lanzar su carrera musical. ¿Pero alguien sabe que ya tiene tres discos en el mercado? El último lo sacó el año pasado y, a pesar de contar con la ayuda de Capi, el descubridor de Alejandro Sanz, el trabajo pasó sin pena ni gloria para el gran público.
Las únicas veces que ha logrado captar la atención fueron gracias a su tía Rocío. Ésta la incluyó en su último disco de duetos, donde Chayo se codeó con cantantes de la talla de Bisbal, Raphael o Mónica Naranjo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Su mejor cante
Donde hemos escuchado más su voz es en la tele destapando asuntos de su vida privada. Sin ir más lejos, dicen que el 30 de marzo se embolsó 72.000 euros por confirmar su ruptura con Antonio Tejado, el padre de su hijo, en La Noria. Y eso que no hacía más de una semana que promocionando un producto adelgazante había dicho que quería seguir con él. Pese a todo, Chayo tiene toda la vida por delante para mostrar su talento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales