Di adiós a la astenia primaveral

El cansancio es uno de los síntomas de la astenia. El aguacate o el pescado azul pueden ayudarte a superarla

La primavera trae consigo un nuevo ciclo solar. Algunas personas notan mucho estos cambios estacionales, porque les provocan alteraciones en el sueño. Otros síntomas asociados son sensación de cansancio, agotamiento, cambios de humor, irritabilidad, apatía, pérdida de apetito, falta de concentración, disminución de la libido y dolores de cabeza. La astenia primaveral es un trastorno pasajero que tiene una mayor incidencia en las mujeres, hasta que el cuerpo se adapta a los cambios propios de la primavera.

Una dieta revitalizante
Algunas pautas nutricionales te ayudarán a minimizar los síntomas:
-Incorpora en el desayuno alimentos energéticos: té verde, uvas pasas, frutos secos y un plátano (fuente de potasio y triptófano, aminoácido esencial que actúa como antidepresivo natural).
-En la comida, incluye cereales integrales (arroz o pasta), que proporcionan hidratos de carbono de lenta absorción, que te aportarán energía; legumbres (alubias, lentejas); o espinacas (las verduras de hoja verde contienen ácido fólico, que contribuyen a recuperar la vitalidad) con piñones (con potasio, fósforo y magnesio).
-En la cena, opta por las proteínas de origen animal, por ejemplo pescado azul (rico en grasas poliinsaturadas Omega 3); o una ensalada con aguacate y anacardos.

La astenia es un trastorno pasajero que afecta a una de cada cinco personas. Tiene una mayor incidencia en las mujeres y dura varias semanas, hasta que el cuerpo se adapta al nuevo horario de primavera.

Hay alimentos que pueden ayudarte a recargar baterías. El aguacate es un alimento de gran aporte energético. Es rico en ácidos grasos Omega 3, grasas buenas poliinsaturadas y monoinsaturadas, que ayudan a controlar el colesterol. Contiene vitaminas A, C, D, B6 y B12; hierro, magnesio, calcio y es fuente de potasio, mineral esencial para recuperarnos tras el esfuerzo físico.

El pescado azul (atún, salmón, caballa, boquerones), rico en Omega 3, reduce los valores del colesterol LDL o ‘malo’ y los triglicéridos; disminuye la presión arterial; y contribuye a elevar los niveles de energía de nuestro cuerpo. También son recomendables los frutos secos (almendras, anacardos o avellanas): son un snack saludable que supone una importante ración extra de energía. Opta por la versión clásica (evítalos fritos o endulzados).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales