Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

“El dinero le viene bien a todo el mundo”

Acepta sin pudor que saca beneficio por hablar de sus novias. Su último cheque se lo debe a Carmen Morales y Belén Esteban

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El viernes 3 de abril, Lozano acudió a DEC para hablar de los problemas matrimoniales de Belén y los familiares de Carmen. “El dinero le viene bien a todo el mundo”, admitió sin pudor. Por el programa se embolsó 14.000 euros, aunque pedía 18.000. El madrileño, de 38 años, empezó trabajando en locales nocturnos, propiedad de su tío Cris Lozano, ex marido de Jacqueline de la Vega, pero no puede negar que le debe mucho a sus novias famosas. Gracias a ellas aumentó su caché (cobra 3.000 euros por fiesta) y pasó de relaciones públicas a director gerente de varios locales: Buddha Bar y Coyote, en Madrid, y otros en Sevilla y Marbella.

Esteban, Obregón, Millán…
Enamoró a su primera famosa en 1995. Fue Carmen Morales. Después de tres años de relación y un hijo en común, Christian, ahora de 12 años, rompieron. “Es sagrada, la quiero mucho”, dijo sobre ella en DEC.
En 2000 llegó Esteban, a la que pilló con la guardia baja tras su ruptura con Jesulín. Con Belén estuvo dos años en los que promocionó sus locales y vendió exclusivas (unos 18.000 euros por reportaje). El amor se acabó, y él no tuvo reparos en explicar el porqué, en una revista, claro. Dos meses después, vivió un intenso verano con Ana Obregón en Marbella. “Fuimos novios 11 meses”, reconoció él. En 2004 conoció a Vania Millán. En esa época probó suerte en el reality Esta cocina es un infierno. Rompió con la Miss después de tres años en los que hasta se habló de boda. Desde entonces se le ha relacionado con Karen Mulder, Elisabeth Thompson… Ahora sale con Tanara Ruppenthal, una brasileña de 26 años. “Vamos a ir despacio”, dice de su relación. ¿Será porque no es famosa?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales