Cómo reducir el consumo de bolsas de plástico

Con el fin de reducir el impacto del plástico en el medio ambiente, las bolsas dejarán de ser gratuitas en 2018

La nueva norma no permitirá la distribución gratuita de bolsas de plástico al consumidor, ya sea en una tienda o en una entrega a domicilio. El comercio estará obligado a cobrar entre 5 y 30 céntimos, según el grosor de la bolsa. Así lo recoge el proyecto del Real Decreto de Gobierno, que adapta esta normativa a la europea, cuya entrada en vigor es enero de 2018. Además, se prohibirá la venta de bolsas de plástico oxodegradables: son las de polietileno, con un peso inferior a 50 micras y que contienen unos aditivos químicos que impiden su reciclaje.
Aunque muchos supermercados ya cobran por este embalaje, la intención es generalizarlo con un fin disuasorio. Es decir, reducir el consumo de plásticos por su impacto en el medio ambiente. En el caso de Cataluña, desde el mes de abril, todos los establecimientos están obligados a cumplir la ley del 28 de marzo que establece la prohibición de entregar bolsas de plástico de forma gratuita. La norma afecta tanto a los embalajes que se dan en la caja del supermercado como los empleados en el reparto del comercio on line.
Un trabajo sobre los efectos nocivos del plástico en los ecosistemas marinos, publicado en Science Advances, confirma la existencia de miles de millones de fragmentos de microplásticos en mares el Océano Ártico. Este ecosistema, por remoto y escasamente poblado, se consideraba virgen. Pero no. Los mares de Groenlandia y Barents (extremos Norte del Atlántico y Norte de Escandinavia) almacenan grandes cantidades de desechos plásticosarrastrados por las corrientes.

La excepción de la norma, con los alimentos a granel
Podrán entregarse de forma gratuita las bolsas muy ligeras (cuyo peso es inferior a 15 micras), que se usen por razones de higiene para envasar alimentos a granel, como fruta o verdura.

Usamos 144 bolsas de plástico por persona al año
En nuestro país usamos una media de 144 bolsas de plástico por persona al año, frente a la media de nuestros vecinos de la Comunidad Europea, que utilizan 198. El objetivo que plantea Bruselas de aquí a finales de 2019 es bajar este consumo a 90.

¿Cómo se regula en Europa?
En Francia se prohibió en 2016 la entrega gratuita de bolsas no biodegradables. Irlanda tomó medidas en 2002 y ha reducido el consumo de bolsas en un 95%. Holanda y Reino Unido aplicaron impuestos sobre su uso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales