Toma el sol de forma segura

Evita las quemaduras solares y protégete de los rayos nocivos. ¡Te damos las claves!

La llegada del verano marca el inicio de la temporada de sol, playa y piscina. El Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, que se celebró el 13 de junio, nos recuerda la importancia de protegernos de los rayos solares y evitar una exposición prolongada en las horas más fuerte (entre las 12:00 y las 16:00). Según la Organización Mundial de la Salud, la incidencia de melanomas aumenta cada año, registrándose nueve casos nuevos por cada 100.000 personas. Desde Doctoralia, recomiendan una pautas para evitar quemaduras solares:
1. Igual que al salir de casa llevamos el móvil, la cartera o las llaves, debemos llevar crema solar y aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol.
2. El FPS de nuestro solar debe ser al menos de 30. Al aplicar la crema, mejor que sobre a que falte (2 mg. por cada cm2 de piel). Mejor waterproof (sigue actuando hasta 80 minutos después del baño) que water resistant (eficaz hasta 40 minutos después del baño).
3. Ropa, sombrero y gafas. Además del fotoprotector, es importante cubrirnos la cabeza, protegernos con una camiseta si la exposición al sol va a ser prolongada y usar gafas homologadas para cuidar la vista.
4. Cuidado en los días nublados. No debemos bajar la guardia con el fotoprotector, al igual que los días de fuerte viento.
5. Además de mimar nuestra piel, es importante que estemos bien hidratados por dentro: toma agua, zumos naturales y fruta.

Cuidado con los niños
Hay que extremar la precaución con los niños. Los menores de 3 años no deben estar expuestos al sol. Es conveniente que los pequeños se apliquen el fotoprotector media hora antes de la exposición solar. Hay que reponerlo con frecuencia, sobre todo después del baño. Evitar las horas de máxima incidencia solar (12:00-16:00). El FPS recomendado: 50.

Los lunares
Nuestra piel tiene memoria y puede acumular la radiación solar a lo largo de la vida. Por eso es importante prevenir quemaduras y lesiones. En el caso de detectar alguna anomalía en un lunar, es recomendable acudir a un dermatolólogo para que haga un dianóstico. Cuanto más temprano sea este diagnóstico, mejor.

En Doctoralia recomiendan hacer una vez al mes una autoexploración de manchas y lunares de 2 minutos. Es conveniente revisar los lunares atendiendo a los criterios conocidos como ABCDE: es decir, hay que comprobar la asimetría del lunar, los bordos irregulares, la coloración heterogénea, diámetro superior a 6 milímetros y evolución de la mancha con cambios importantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales