Paula Echevarría se pirra por los macarrones con chorizo

La actriz luce siempre un tipazo envidiable pero su trabajo le cuesta. Le toca privarse a menudo, por ejemplo, de su plato preferido, los macarrones con chorizo. Claro que si sigue la receta que dejamos aquí lo va a tener más difícil porque están de vicio

¿Quién puede resistirse a unos clásicos macarrones con chorizo? Pues pocos mortales la verdad... Y Paula Echevarría, queramos o no, es una mortal más. La actriz ha reconocido que esta tradicional receta de pasta es su plato favorito. Seguro que viendo el cuerpazo que está luciendo este verano en bikini por las playas de Marbella y Cádiz más de una imaginaba que la receta favorita de la ex de Bustamante sería una ensalada gourmet con alguno de esos súper ingredientes de moda, tipo quinoa. Pero no, Paula en realidad se pirra por un plato de toda la vida, español y contundente a más no poder. Seguro que los has hecho más de una vez, pero aquí te dejamos, paso a paso, la receta definitiva de los macarrones con chorizo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Macarrones con chorizo

Plató Hearst

Ingredientes

-300 g de macarrones

- 150 chorizo

-1 cebolla

- 2 dl de salsa de tomante

- 30 g de mantequilla

- 20 g de harina

- 2 dl leche y queso rallado

Coste aproximado (para 4 personas): 4 €. Calorías por ración: 400. Tiempo:40-60 min. Dificultad: fácil

Paso a paso

Plató Hearst

Poner al fuego los macarrones con abundante agua y un poco de sal. Cocer hasta que queden al dente. Pelar y picar la cebolla y el chorizo y poner a fuego suave con un poco de aceite, durante 6 minutos.

Plató Hearst

Añadir a continuación el tomate frito, remover y dejar 5 minutos más. Preparar una bechamel poniendo en una sartén la mantequilla. Rehogar la harina e ir añadiendo poco a poco la leche sin dejar de remover.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plató Hearst

Poner los macarrones con el tomate frito y el chorizo en una fuente de horno. Encima, la bechamel y espolvorear con el queso rallado. Meter al horno con el gratinador y dejar hasta que se dore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales