Cómo perder peso con el 'fasting' o dieta intermitente

Todo sobre este método que garantiza una pérdida de peso a corto plazo.

Dieta intermitente resultado pérdida peso
Agencias

La palabra ‘dieta’ está siempre presente en los discursos de nutricionistas, endocrinos, entrenadores… Todos nos inundan con muchas teorías y múltiples consejos para perder kilos, pero muchas veces son dispares. Unos hablan de comer grasas, otros de dejarlas; algunos de no poder combinar alimentos, otros todo lo contrario; también los hay que aconsejan smoothies y otros, suplementos nutricionales. En definitiva, hay muchos expertos y por cada uno parece haber una opinión distinta, lo que se traduce en un caos total. Mientras, tú en casa ya no sabes qué hacer. Lo has intentado todo y cada día tienes más kilos. Por mi parte, siempre os digo que debéis cuidar vuestra salud, debéis tener hábitos saludables, comprar comida sana y huir de los fritos, congelados y refinados, además de quereros tal cual sois, con vuestros kilos de más.

Hoy no os hablaré de un nuevo concepto de dieta, os hablaré del ‘fasting’ o dieta intermitente, basándome en investigaciones científicas. La Universidad de Surrey, en Estados Unidos realizó un estudio con 27 personas a las que se les sometió a una restricción calórica de 600 calorías, pero solo durante 2 días en semana, mientras el resto de días se alimentaban normal. Esas personas perdieron el 5 % de su peso corporal en solo 2 meses. Los expertos la llaman la dieta 5:2 y según la Universidad de Surrey esta dieta aporta múltiples beneficios para la salud, como bajar la tensión arterial. Sin embargo, los mismos investigadores aseguran que hace falta más tiempo para conocer si de verdad esta dieta es la más saludable.

Agencias

He de decir que este sistema de ‘no dieta’ solo se puede realizar por personas sanas, que gocen de buena salud. Ahora bien, se puede hacer una semi dieta de 5:2 no tan restrictiva, bastaría con saltarte la cena y comer una pieza de fruta poco calórica 2 días en semana. Eso supondría reducir unas 300 calorías, que son las que puede aportar una cena convencional y, a la vez, puedes hacer el ayuno de 12 a 8 horas, que dicen que es beneficioso para nuestro sistema digestivo. O sea, lo más fácil es cenar a las 8 de la noche comiendo algo ligero y no comer nada hasta pasadas las 8 de la mañana.

Como veis es otra rutina más que se lanza al mundo y tiene ventajas como ser el único sistema que puede ayudar a aquellas personas que no soportan estar a dieta permanentemente. No obstante, no hay que perder de vista los inconvenientes, ya que existen estudios que hablan de daños al páncreas si excedes el ayuno. Además, es arriesgado, por lo que si te decides por este sistema, debes ser cauta, empezar poco a poco y consultar con tu médico si tienes dudas sobre tu estado de salud antes de someterte al ‘fasting’.

Cuca Miquel, coach de belleza

Archivo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales