Los jóvenes y el tabaco

En España, los jóvenes que comienzan a fumar tienen una media de edad de 14 años, según datos de Sanidad.

La edad media de los jóvenes españoles que encienden su primer cigarrillo es de 13,9 años, según datos de un nuevo estudio del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El trabajo evalúa el hábito tabáquico entre los años 2009-2016, una evolución que puede considerarse como positiva con respecto a los años anteriores, en los que la edad media se situaba en 13,3 años.
Según Sanidad, el 31,4% de los estudiantes entre 14 y 18 años ha fumado alguna vez a lo largo de los 12 meses anteriores; y el 25% de los mayores de 15 años consumen tabaco. Por sexos, las chicas (33,2%) fuman más que los chicos (29,6%). Para prevenir el consumo en los jóvenes, las autoridades sanitarias lanzaron la campaña www.nonsmokingchallenge.com (con el hashtag #NonSmokingChallenge).
La iniciativa tenía como fin fomentar entre los jóvenes una imagen positiva alejada del humo del tabaco planteando no fumar como un reto. Con un lenguaje claro y directo, la campaña de concienciación tiene también como objetivo promover actitudes de vida saludables. Hay que recordar que se han cumplido 6 años desde la entrada en vigor de la Ley Antitabaco, que prohíbe fumar en espacios públicos privados.

Como medio de prevención para no iniciarse en el consumo de tabaco, la campaña #NonSmokingChallenge incluye el mensaje dirigido a los jóvenes: “Sois la generación de los retos, por eso sois la generación que puede acabar con el tabaco”. El tabaquismo constituye un problema de salud pública que se puede prevenir: en 2013 fallecieron en España 103.960 personas por causas relacionadas con el tabaco.

Cambios positivos después de dejar el tabaco: mejora la capacidad pulmonar
Dos días sin fumar: desde los primeros minutos, la tensión arterial bajará hasta valores normales, la frecuencia cardíaca se normaliza. A las 48 horas, se empiezan a recuperar los sentidos del gusto y el olfato.
Seis semanas sin tabaco: mejora la capacidad pulmonar y la elasticidad y brillo natural de la piel.
Tres meses: se recupera el olfato y el gusto completamente y la irritación de garganta se reduce, lo que provocará menos tos. La capacidad física mejora y el rendimiento deportivo se optimiza.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales