Lady Gaga, entre las peor vestidas de la semana

La cantante, a la que parece le horroriza pasar desapercibida, ha protagonizado el momentazo de la semana con un vestido con el parecía un pavo real. ¡Vaya telita!

Lady Gaga, peor vestidas de la semana
Agencias

Puede permitirse la estilista más cara del planeta y seguro que la tiene, pero desde luego Lady Gaga no consigue salir de nuestro ranking semanal de las peor vestidas. En esta ocasión por su vestido imposible de rayas y con falda abullonada. Pero el vestido no era lo peor, atención al ‘tocadito’ que se ha puesto… ¡Cómo para tener que pasar por debajo de muchas puertas! Y las plataformas, ¿qué? Desde luego no tienen desperdicio. Para correr una maratón… Lo que está claro es que tenemos mucho que agradecerle a Lady Gaga porque esta sección no sería lo mismo sin ella.

Gwen Stefani, las peor vestidas
Agencias

Gwen Stefani, combinación imposible

Parece mentira que, además de cantante y compositora, sea diseñadora, porque su buen gusto es más que dudoso. Los jeans tuneados, la cazadora, las medias de rejilla… ¡Too much!

Sarah Jessica Parker, las peor vestidas
Agencias

Sarah Jessica Parker, ¿cómo?

No damos crédito a semejantes pintas. Viendo esta imagen, poco queda de la estilosa Carrie Bradshaw de ‘Sexo en Nueva York’. ¿No había más colores para ponerse? ¡Qué horror!

Leslie Grossman, las peor vestidas
Agencias

Leslie Grossman, ¡qué recatada!

La actriz de ‘American Horror Story’ se equivocó cuando llevó este vestido al estreno de la última temporada de la serie. Un poquito de escote y algo más corto hubiera estado más acertado.

Julia David, las peor vestidas de la semana
Agencias

Julia David, no es oro todo lo que reluce

La comediante y actriz inglesa no puede ser más hortera. ¿Cómo se le ocurre semejante combinación en la gala de unos premios Bafta? ¡Ay, donde esté nuestra Penélope…!

Lili Taylor
Agencia

Lili Taylor, en blanco y negro

La actriz de ‘La maldición’ es muy grande en el mundo de la interpretación, pero cuando se viste deja mucho que desear. ¿Pero dónde ha comprado esa camisa? ¡Que se compre un estilista, ya!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales