Apunta los beneficios de las vacaciones para el corazón

Tomarse unos días de descanso, reduce los factores de riesgo que afectan a este órgano tan importante para nuestro cuerpo.

Mujer sonrisa playa sombrero
gradyreeseGetty Images

Desconectar del trabajo, preparar las maletas y disfrutar de unos días de vacaciones es beneficioso para nuestra salud emocional y psíquica. Ahora un estudio de la Universidad de Siracusa en Nueva York revela que el descanso estival también tiene efectos positivos para el corazón. La investigación concluye que las personas que veranean tienen menos posibilidades de desarrollar síndrome metabólico. Esta enfermedad es un conjunto de factores de riesgo que afectan al corazón.

Caminar descalzos

South Africa, laughing woman walking along the beach
Westend61Getty Images

Otros beneficios asociados a las vacaciones son: pasar más tiempo al aire libre; los días son más largos, hay más horas de luz solar, lo que nos invita a practicar actividades físicas, como, por ejemplo, pasear descalzos por la orilla del mar, jugar a las palas en la arena de la playa, nadar o hacer trekking y caminatas por parques naturales. También es muy relajante echarse la siesta o disfrutar de una velada con amigos.

Síndrome metabólico

Manzana mordida corazón
Paula DaniëlseGetty Images

Se trata de un conjunto de factores de riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2. Según Medline Plus, las afecciones son: hipertensión arterial, glucosa alta en sangre, nivel elevado de triglicéridos, bajos nivel en sangre de colesterol HDL (o ‘colesterol bueno’) y exceso de grasa.

Descansar la mente

Piernas tumbona sol playa
Orbon AlijaGetty Images

Una de las actividades más placenteras de las vacaciones es tener tiempo para relajarse, echarse una siesta o simplemente no hacer nada y descansar la mente de preocupaciones. Además, respirar al aire libre nos ayuda a reducir los niveles de estrés. Los síntomas asociados al estrés son: fatiga, sudoración, sensación de angustia y de ahogo. Hay que señalar que los síntomas que produce el exceso de calor son muy parecidos (fatiga, sudoración, agobio). En este sentido es importante saber distinguirlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales