Alejandro Tous: “Estar al lado de Ruth es una pasada”

Se casan y se van de la serie. Atrás dejan una historia de amor ficticia y se llevan una real. Su próximo proyecto es hacer teatro, también juntos

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Todo tiene su final, y el de la historia de amor entre Bea y Don Álvaro ha llegado. Como en un cuento de hadas, rodeados por todos sus amigos de Bulevar 21, pasarán por el altar en una romántica ceremonia. Pero el fin de sus personajes en Yo soy Bea coincide con el comienzo de una vida normal en pareja. ¡Ya pueden salir juntos a la calle sin temor a que pillen a Bea (ahora la guapa)! Quizá por eso no quieran separarse ni en su próximo proyecto: una obra de teatro.

¿Asusta que ocho millones sigan la transformación?
Ruth: No lo esperábamos.
Alejandro: Ha sido una recompensa después de dos años de trabajo duro. Estudiábamos 30 folios diarios.

¿El dejar la serie ha sido una liberación?
R: No me ha pesado nada ni la historia, ni el personaje. Pero el cuento de Bea y Álvaro ya está acabado.

¿Cómo vivisteis la boda?
A.: Había mucho follón. Estábamos allí todo el elenco de la serie con cámaras, con vídeos, hicimos fotos…
R.: No es una boda típica, por eso no hay que perdérsela. Luego hubo un baile.

¿El personaje de Bea te ha llevado al cautiverio?
R.: Se necesitaba preservar la magia. Bea no debía ir a actos públicos ni ponerme delante de los medios.

Y ahora, ¿qué pasará?
A.: Descansaremos mucho y el año que viene haremos teatro juntos.

Gracias a Bea os habéis conocido…
R.: Encontrarnos fue accidental. Pero cuando aparece un actor como Alejandro, con ese grado de complicidad…
A.: Es difícil encontrar a alguien y sintonizar con tu mismo código. Ella es la mejor actriz de España. Estar al lado de Ruth es una pasada porque lo hace todo fácil. Es un privilegio trabajar juntos.

La belleza no da felicidad ¿Con un personaje como el de Bea, temiste el encasillamiento?
R: No lo temí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y tú, Alejandro?
A.: Ojalá hubiese sido Bea. Cada personaje, un registro.

Ruth, ¿cómo te has sentido vestida de novia?
R: Feliz, desbordada de alegría, era mi ilusión.

¿Por qué os molesta la prensa del corazón?
R.: Me parece una guarrada lo que han hecho al adelantar el final de la serie. Además, te persiguen y te hacen fotos para descubrir cómo eres…

¿Hay que ser guapa para lograr la felicidad?
R.: No, para nada. Bea lo tenía todo para ser feliz. Para festejar tanta felicidad, y como colofón de la serie, nos han preparado una fiesta.

¿Cómo ha sido la despedida de vuestros compañeros?
R.: Emotiva, con lágrimas. Lo único que queremos es que la serie siga con su éxito. Si podemos, la seguiremos.

Los ‘protas’ de Yo soy Bea se despidieron el día 11 por la noche en una fiesta en un local madrileño. Todos los que han participado en la serie y las nuevas incorporaciones –Patricia Montero (Be) y Carlos Cabero (Toni)– se sumaron a la fiesta. Sin duda, los ojos se clavaron en Alejandro y Ruth, que estuvieron muy pendientes el uno del otro. “Es una despedida discreta y para nuestro público”, dijo ella. Alejandro bromeó con Gonzalo y dijo que hay que tener cuidado con él “no vaya a ser que me secuestre”.

Hasta el malo del cuento, Diego de la Vega, se atrevió a desvelar que le había tocado la peor parte del pastel: “Terminaré comiendo alitas de pollo en la cárcel”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales