Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Belén y Fran: Yo os declaro...

Por fin ha cumplido su sueño. Tras dos años de relación con Fran, y una vida llena de desengaños amorosos, Belén Esteban y Fran García se daban el sí quiero en la capilla del Palacio de Negralejo, de Madrid. Una ceremonia llena de anécdotas y de familiares y famosos, que no faltaron en el día más importante de su hija, amiga y compañera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Belén salía de su domicilio acompañada de su hermano y de su hija Andreíta, luciendo un vestido con cuerpo de encaje confeccionado por El Corte Inglés, un moño estilo italiano, y un velo sujetado por una corona alta. Guapísima, maquillada por la maquilladoras de Telecinco, portaba un ramo de orquídeas y rosas. Nerviosa, y pendiente de no pisarse el vestido, entonaba un "ya vale, ya vale" mientras intentaba abrirse paso entre los numerosos periodistas que se agolpaban a las puertas de su casa, para introducirse en el coche que la llevaría al altar.

Minutos antes salíá el novio, quien afirmaba llevar 24 horas sin ver a Belén, como manda la tradición. Fran vestía un traje tradicional con una corbata en gris perla.

Una ceremonia... y cuatro momentos para recordar

1. Los nervios: Jesús de la Cruz, sacerdote que ofició la ceremonia, le preguntó: "¿Venís libremente a Casaros?". Y Belén se apresuró a decir: "Sí, consentimos".

2. El lapsus: En el momento en que debían jurarse fidelidad, Belén juró... ¡felicidad! Mucho más divertido, oye...

3. La emoción: Carmen, la madre de Belén (guapísima con un vestido rojo en seda natural diseñado por Julio Rey), protagonizó, uno de los de los momentos más emotivos de la ceremonia cuando homenajeó a Francisco Esteban, su difunto marido y padre de Belén.

4. El repaso: Carmen también tuvo palabras para definir a los ex novios de su hija.

A Jesulín se refirió como "el padre de mi nieta".

De Óscar Lozano dijo que "es un caballero"

Y de Dani Dj... "prefiero no recordarlo".

Y tras la ceremonia y la tradicional lluvia de arroz, llegó el cóctel (donde las brochetas de langostinos, el queso fresco con membrillo, y la ternera al curry hicieron las delicias de los invitados), el banquete (donde la deliciosa tarta de chocolate de la casa fue la auténtica protagonista) y... ¡la barra libre! Lo demás... en próximas entregas

Felicidades y... ¡que vivan los novios!

Blog El Canalillo: Españolito que vienes al bodón...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales