Abba: 25 años después

Con el estreno de la versión cinematográfica de ‘Mamma Mía!’, vuelve la fiebre por la música de los suecos

El fenómeno ABBA es uno de los misterios sin resolver del mundo del pop. Un cuarto de siglo después de su disolución, los escandinavos siguen vendiendo discos como churros (o como teléfonos móviles, para ser más suecos): ¡tres millones de copias al año! Ahora, el estreno en cine del musical Mamma Mia! no ha hecho más que volver a desatar la fiebre por el grupo. Los propios protagonistas no se lo explican. “Pensábamos que la gente se olvidaría de nosotros. Al fin y al cabo el ‘pop’ es una cosa de usar y tirar”, confesó hace semanas Björn Ulvaeus, uno de los cuatro integrantes (el más delgado).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los divorcios del grupo
ABBA se formó en 1972 con un cuarteto compuesto por dos parejas sentimentales: Benny y Frida más Björn y Agnetha. Dieron el ‘pelotazo’ en 1974, tras ganar el Festival de Eurovisión con Waterloo. A partir de entonces, su éxito fue planetario. ¿Su secreto? Estribillos infalibles, unas perfectas melodías pop y unas letras cada vez más autobiográficas que despertaban el morbo de sus fans. Los problemas empezaron a surgir en 1979, cuando Björn y Agnetha anunciaron su divorcio. Dos años después, Frida y Björn también pusieron fin a su matrimonio. La situación se hizo insostenible y en 1982 disolvieron el grupo.

mlarrocha@hachette.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales