Estroperadas. La cirugía les ha sentado fatal

El resultado de la intervención quirúrgica de la Esteban no es, de momento, lo que se dice un éxito: su nariz no deja de torcerse. Pero no es la única famosa víctima del bisturí…

1 de 24
Belén Esteban (36), Como a la esfinge de Gizeh...

?se le cae la napia. "Cuando mi hija me vio, me preguntó: ¿Dónde está tu nariz?", confesó la Esteban tras operarse en diciembre de 2009. Dice estar contenta con el resultado, pero


la cosa se sigue torciendo y esto huele a retoque en breve. ¡Al tiempo!



Cuándo nos gustaba: Algo difícil de responder. Quizás haya que hacer una encuenta entre nuestros lectores para averiguar cuándo fue su mejor momento.



Momento Chucky: Presentando las campanadas este año. Pocos días antes se había sometido a la operación, y su cara aún estaba "pelín" hinchada.



Consecuencias: Basta con ver el estado de su nariz para darse cuenta de que no es muy normal. Uno de los cartílagos se le está cayendo, aunque ella no quiera pensar eso.




Famosas bien operadas

2 de 24
Lara Dibildos (37), ¿Adicción al bisturí?

Empezó con la nariz en 2007 y no ha parado: pómulos, labios? ¿Resultado? La hija de Laura Valenzuela ha fichado por la obra Brujas. No decimos más?



Cuándo nos gustaba: Cuando parecía una chica de su edad, sin ningún retoque, ni la cara hinchada y a tope de botox.



Momento Chucky: Cuando cogió carrerilla en esto de la cirugía y su rasgos cambiaron por completo.



Consecuencias: Podríamos echarle diez años más, y eso que la hija de Laura Valenzuela es joven.




Famosas bien operadas

3 de 24
Esther Cañadas (33), ¿Boca o buzón?

"En mi bolso siempre hay un producto para hidratar los labios", dice la modelo de Albacete. ¿Usará una brocha o un rodillo? Esther era una niña muy mona hasta que oyó hablar de la silicona?



Cuándo nos gustaba: Cuando pisaba las pasarelas por primera vez. Su cara angelical prometía mucho. Pero le dió por tocarse los labios, y su rostro cambió por completo. Aunque en las pasarelas nunca le ha faltado trabajo.



Momento Chucky: Unas imágenes suyas sin maquillaje dieron la vuelta al mundo. Sus labios, de por sí hinchados, eran un poema. 



Consecuencias: La chica por el momento sigue estando estupenda, aunque su boca parezca un buzón. Veremos cómo terminan su labios de aquí a unos años.




Famosas bien operadas

4 de 24
Pamela Anderson (42), A lo hecho, pecho

Según crecía su fama, también lo hacía su pecho. ¡Y eso que cuando actuaba en Los Vigilantes de la Playa ya tenía una buena delantera! Ahora se reduce y aumenta según el día. Y claro, con tanto quita y pon, el escote de la rubia es como un mapa topográfico, lleno de bultos grimosos.



Cuándo nos gustaba: Pamela siempre será recordada como la vigilante de la playa más sexy de todos los tiempos. Fue un mito para los adolescentes de medio mundo, y puso de moda los bañadores de color rojo..



Momento Chucky: Su boda con Tommy Lee (menudo elemento). Su boda, bueno, su luna de miel, dieron mucho de qué hablar. Un barco, mucho alcohol y un video censurado.



Consecuencias: Ha perdido firmeza en todo su cuerpo. Vale que ya no es una jovencita, pero su deterioro ha sido fugaz... ¿será por la mala vida que lleva de fiestas y desfase continuo?




Famosas bien operadas

5 de 24
Kalina de Bulgaria (38), Al revés que Pinocho

La hija de Simeón II de Bulgaria parece de otro planeta? ¡El de los simios! Su nariz desapareció justo antes de casarse con el explorador Kitín Muñoz, en 2002. Normal que diera el ?sí, quiero? con un velo.



Cuándo nos gustaba: Cuando su físico era de ser humano y aún se la podía mirar a la cara.



Momento Chucky: En el momento en que su nariz se convirtió en algo totalmente extraño. Pasó de ser una nariz normal, a una nariz tipo Michael Jackson, puntiaguda y surrealista.



Consecuencias: Su rostro es totalmente artificial. Los ojos son tan pequeños como dos puñaladas en un tomate, y sus labios no podrían estar más hinchados... ¿o si?




Famosas bien operadas

6 de 24
COURTNEY LOVE (45), ¿ME DAS UN BESITO?

La viuda de Kurt Cobain tiene especial predilección por las agujas: colágeno, Botox? ¡Ella se lo inyecta todo! Para muestra, sus gigantescos labios. Ésta te da un beso y te peina.



Cuándo nos gustaba: La chica nunca ha caído bien. Puede que con su grupo Hole consiguiera un séquito de fans... pero la fama de viuda negra nunca ha desaparecido. Courtney se convirtió en la Yoko Ono de Nirvana.



Momento Chucky: Tras el suicidio de Kurt Cobain, empezó su descenso a los infiernos. Su vida eran las drogas y el alcohol. Después añadió otra afición: el bótox.  



Consecuencias: A golpe de bisturí se ha convertido en lo que es hoy... una rubia esperpéntica que da un poco de miedo.




Famosas bien operadas

7 de 24
DONATELLA VERSACE (54), 'GIANNI ME CONOZCO'

La hermana de Gianni nunca fue muy natural, pero ya da miedo. Ella se hace un lifting como quien va al súper. ¿Diseñará trajes de colágeno?



Cuándo nos gustaba: Cuando era la hermana guapa de Gianni Versace, algo artificial, pero menos que ahora.



Momento Chucky: En el momento en el que pisó un quirófano y su cara se deformó por completo. Ahora es una rubia neumática que se cree guapa y no lo es.



Consecuencias: Su transformación física la ha hecho creer que puede ser inmortal y que la vejez no existe.




Famosas bien operadas

8 de 24
Meg Ryan (48), Como el pato Lucas

Hace unos días, la actriz de The Women sufrió un ataque de pánico en la Fashion Week de Estambul y salió corriendo. ¿Se miraría al espejo? En 2003 se operó los morros, pómulos y conoció a un nuevo amigo: el Botox.



Cuándo nos gustaba: En sus papeles de rubia inocente, pícara y simpática. Conquistó a muchos con su sonrisa y sus ricitos de oro.



Momento Chucky: Aún estamos perplejos por su cambio físico. Además de haberse quedado súper delgada, sus facciones han cambiado. ¿Por qué se le ocurrió pasar por quirófano, si no era necesario?



Consecuencias: ¿Por qué, por qué, por qué? Es lo que pensó la humanidad cuando la vimos tan cambiada. Está claro que Meg no lo necesitaba... veremos en qué acaba esto, y esperemos que no se convierta en una adicta al bótox.




Famosas bien operadas

9 de 24
Eugenia M. de Irujo (41), De culo y cuesta abajo

Como toda hija de vecina, la duquesita tenía propensión a la celulitis, aunque con el ejercicio lo controlaba. En 2007 quiso hacerle la competencia a Beyoncé y se puso trasero. Ahora tiene un culo poderoso, pero aún celulítico.



Cuándo nos gustaba: Cuando parecía una chica de su edad.



Momento Chucky: Si lo del culo fue algo sorprendente, más aún lo fueron sus imágenes cuando se retocó las facciones de la cara. ¡Parecía otra!



Consecuencias: Por el momento no se mantiene mal, claro que la chica es joven. Veremos qué pasa de aquí a unos años.




Famosas bien operadas

10 de 24
DARYL HANNAH (48), ¿DÓNDE ESTA AQUELLA SIRENITA?

Cuándo nos gustaba: Nos conquistó en Un, dos, tres... Splash, tenía 24 años y se convirtió en una de las rubias más sexys de Hollywood. Incluso en 2004 nos encantó por lo guapa que estaba en Kill Bill.



Momento Chucky: Daryl siempre ha cuidado mucho su físico con deporte y alimentación (es vegetariana). "La madurez te trae la paz mental", confesó en una ocasión. ¡Pues menuda paz! Está claro que la actriz ha cedido ante la presión del paso del tiempo. "Cuando pasas los 28, muchos ya te  consideran vieja. La industria se basa en la cultura joven", se lamenta.



Consecuencias: Ahora, a los 48, va camino de parecerse a ?La Veneno?. ¡Debería denunciar a su cirujano plástico! Este horroroso cambio no le ha salido barato. Según un importante cirujano, Hannah "se ha hecho un lifting, se ha inyectado silicona en los labios y se ha puesto botox en la frente y los ojos". Calcula que se ha gastado 16.000 euros.




Famosas bien operadas



11 de 24
GEENA DAVIS (53), AHORA BRAD PITT SALDRÍA CORRIENDO

Cuándo nos gustaba: Ya no queda ni rastro de la chica que sedujo al mismísimo Brad Pitt en Thelma y Louise.



Momento Chucky: La actriz, de 53 años, tampoco acepta el paso del tiempo y se dejó ver con un rostro totalmente deformado. Geena quiso seguir siendo joven y, en lugar de mejorar, destrozó su belleza.



Consecuencias: Su marido es cirujano plástico y si es el que la operó se merece un divorcio además de la denuncia. Lo peor para ella es que ha conseguido algo que parecía imposible, que Susan Sarandon sea la más guapa de las dos.




Famosas bien operadas



12 de 24
BURT REYNOLDS (72), DE CHULO A ‘CHU-LI’

Cuándo nos gustaba: fue el George Clooney de los 70 (pero más tosco). El sex symbol viril por excelencia vio apagarse su estrella en la década siguiente. Su sex appeal algo rudo espantaba a las féminas. 



Momento Chucky: su espectacular regreso a la gran pantalla con Boogie Nights, en 1997, precisaba de menos arrugas y más carisma. Encontró al cirujano más desaprensivo de la historia y le dejó la cara hecha un mapa. Después, insistió al compartir plano con Demi Moore en Striptease.



Consecuencias: se ha estirado tanto la piel que, aparte de deformarle la nariz, le ha dejado unos rasgos asiáticos?


Ni en Humor amarillo se ven bromas peores. ¿No se ha planteado arreglarle la cara a su cirujano a guantazos?




Famosas bien operadas



13 de 24
JESSICA LANGE… (59) ¡POR QUÉEEEE!

Cuándo nos gustaba: desde sus inicios Lange demostró que su


talento artístico nunca necesitó nada de menos ni de más... hasta que se vio más de una arruga antes de comenzar el rodaje de Big Fish, de Tim Burton, que siempre prefirió a los monstruos antes que a las personas.



Momento Chucky: cuando sintió que no se comía ni un colín al llegar a la cincuentena. Anuló la crisis de la edad con liftings para eliminar las arrugas, colágeno para dar más tersura a los pómulos?



Consecuencias: se ha estirado tanto que la piel es tan frágil como


la de un pergamino. La expresión facial es más propia de una escultura de terracota china que lleva mil años oculta en un templo. Los ojos ni se le ven por la hinchazón. Es una máscara de sí misma.




Famosas bien operadas



14 de 24
PAUL MCCARTNEY (66), PIEL DE BEBÉ

Cuándo nos gustaba: leyenda viviente gracias a los Beatles, su cara aniñada y traviesa volvía locas a las fans frente a la intensidad ?intelectual? de John Lennon. Siempre pareció que había hecho un pacto con el diablo? hasta que lo hizo con el cirujano. 



Momento Chucky: la muerte de Linda McCartney, en 1998. Por aquel entonces no le molestaba aparecer en público con los mofletes caídos mientras las bolsas cercaban sus ojos. Le fue cogiendo afición al Botox hasta que su desgraciado matrimonio con Heather Mills le llevó al quirófano para someterse a una blefaroplastia para arreglarse los párpados.



Resultado: da miedo clavarle un alfiler no sea que se desinfle.




Famosas bien operadas



15 de 24
TONY CURTIS (83), DE CHICO PÓSTER A CROMO

Cuándo nos gustaba: aunque no fue de los mejores actores, sobrevivió en Hollywood como un galán más que aparente. Cuando el físico dejó de acompañarle, su carrera entró en un lento declive.  



Momento Chucky: desde los años 90, Curtis ha ido maltratando su físico con liftings para eliminar arrugas, implantes de colágenos en los pómulos y  se ha inyectado algunas sustancias que le han hinchado la cara. Tony hoy día parece su propia madre.



Consecuencias: traumatizar a su hija. No sabemos si lo hizo después de verle salir del quirófano, pero lo cierto es que Jamie Lee Curtis se desnudó en contra de la cirugía estética para envejecer con dignidad hace un par de años.




Famosas bien operadas



16 de 24
MISCHA BARTON (22), A LO YOLA BERROCAL

Cuándo nos gustaba: se convirtió en estrella tras protagonizar la serie The O.C. Sin retocar, Mischa era un bellezón.



Momento Chucky: empezó por los labios, pero luego decidió aumentarse los pómulos hasta desfigurarse la cara. Y lo lució el pasado mes de agosto, para asistir a una fiesta en Berlín.



Consecuencias: al cirujano deberían expulsarle del Colegio de Médicos y a ella mandarla al psicólogo. ¿Pero qué se ha hecho? La actriz ha pasado de ser una chica 10 a parecer la hermana gemela de Yola Berrocal.


¿Lo más grave? Que Mischa parece estar encantada con su nueva sonrisa diabólica.




Famosas bien operadas



17 de 24
SILVERSTER STALLONE (62), ¡NO SIENTO LA CARA!

Cuándo nos gustaba: su boca torcida ya era un clásico de la gran pantalla. Parecía no importarle mientas iba inflando sus músculos para convertirse en el héroe de acción más hierático de la historia.   



Momento Chucky: cuando decidió volver al cine con Rocky Balboa. Al no haber más músculos que inflar, decidió hacer lo propio con el rostro. Se sometió a un lifting facial del que, por lo que se ve, aún no se le ha bajado la hinchazón.



Consecuencias: está para devolverle de nuevo a la selva de donde salió Rambo. Sigue tan inexpresivo como siempre. Se ha quedado en una caricatura.




Famosas bien operadas



18 de 24
MICKEY ROURKE (52) EL EGO HINCHADO

Cuándo nos gustaba: siempre ha sido un broncas, pero tuvo su momento irresistible cuando rodó en los 80 Nueve semanas y media. ¡Que se lo digan a Kim Basinger! Esa mezcla de tipo duro pero vulnerable le catapultó al éxito.



Momento Chucky: caído en desgracia, decidió liarse a golpes dedicándose al boxeo. ¿Resultado? Sus compañeros de ring le dejaron la cara con más abolladuras que el Renault de Alonso tras chocarse con Massa. Además, dicen que se aficionó a las drogas y a pasar por el quirófano de algún cirujano desaprensivo. Sus liftings se cuentan por decenas.



Consecuencias: ¿todavía no se ha enterado que es alérgico al Botox? Es cuestión de tiempo que le propongan una nueva versión de El hombre elefante. Por ahora, explota su físico para interpretar a una ex estrella de lucha libre en The Wrestler. Dicen que podrían nominarle al Oscar.




Famosas bien operadas



19 de 24
LIZA MINNELLI (62), MUÑECA PEPONA

Cuándo nos gustaba: tras Cabaret (1972) cayó en picado. Se bebió todo en la década de los 70, 80 y mediados de los 90. También abusó de la cocaína. 



Momento Chucky: empezó a mutar cuando alternó sus ingresos en las clínicas de desintoxicación con las visitas al quirófano. Sus abusos del lifting, unas ocho operaciones, desfiguraron su rostro.


Consecuencias: ha superado sus adicciones y, últimamente, se la ve más natural, al menos puede reírse sin que su cara sufra corrimientos de grasa.




Famosas bien operadas



20 de 24
MELANIE GRIFFITH (51), ¿PIEL DE BANDERA?

Cuándo nos gustaba: sin retocar, la actriz era una belleza que triunfó en los 80 con Armas de mujer. Pero no es fácil sobrevivir a varios matrimonios de ida y vuelta con Don Johnson. Tras una época en que sus amigos íntimos eran el alcohol y las drogas, su rostro se quedó ajado.



Momento Chucky: cuando conoció a Antonio Banderas, diez años


más joven que ella, el estiramiento de piel ya había entrado en su vida.


Sin embargo, frente a la lozanía de su amante, ella parecía una anciana.


Se puso manos a la obra: pómulos, Botox, labios?



Consecuencias: Banderas le prohibió acercarse a un quirófano


ni para saludar. Ya era tarde: ni tiene arrugas ni expresión facial.




Famosas bien operadas



21 de 24
MICHAEL DOUGLAS (64), APARICIÓN FATAL

Cuándo nos gustaba: a pesar de sus mofletes y su caída de ojos, fue capaz de enloquecer a Glenn Close en Atracción fatal y dar vida a un yuppie sin escrúpulos -y muy morboso- en Wall Street.



Momento Chucky: tras verse el rostro como un pergamino en Instinto básico -y ante Sharon Stone- se sometió a su primer lifting. Después de casarse con Catherine Zeta-Jones, 25 años menor que él, le cogió el gusto al bisturí y empezó a acumular los pliegues sobrantes en los lóbulos de las orejas.



Consecuencias: prácticamente retirado del cine, sus rostro no soporta un primer plano sin que se carcajee la cámara. No es que esté siempre sonriendo, es que la cara se le ha quedado así.




Famosas bien operadas



22 de 24
JULIO IGLESIAS (65), HECHO UN CRISTO

Cuándo nos gustaba: pasapalabra? Su separación de Isabel Preysler le dejó la autoestima a la altura de la suela de los zapatos, aunque se consoló con un amplio surtido de novias. 



Momento Chucky: con unos ligues cada vez más jóvenes, decidió rejuvenecerse. A principios de 2000, y tras bromear con el Botox, decidió someterse a un lifting facial que no pasó inadvertido. Públicamente pidió perdón a todos por esta afrenta estética de la que salió casi sin poder hablar porque no podía mover los labios, concretamente el superior.



Consecuencias: un desastre del que ha intentado reponerse con otros cirujanos más fiables. Da igual, su lenguaje gestual es inexistente.




Famosas bien operadas



23 de 24
FAYE DUNAWAY (67), LA MÁSCARA

Cuándo nos gustaba: en la década de los 60 y 70 la actriz se convirtió en todo un sex symbol. Sólo hay que revisar Chinatown o Bonney and Clyde. 



Momento Chucky: año 2000. Decidió que no podía seguir con esas bolsas en los ojos y unas mejillas algo flácidas?.



Resultado: ha sustituido su cara por una máscara. Esos pómulos hacen daño a la vista, aparte de que parece que van a explotar en cualquier momento. Se ha convertido en el ejemplo de esas ?viejas? glorias de Hollywood que disimulan sus complejos visitando los quirófanos.




Famosas bien operadas



24 de 24
FARRAH FAWCETT (61), ¿ÁNGEL O DEMONIO?

Cuándo nos gustaba: era el ?ángel de Charlie? televisivo más deseado. Simplemente perfecta, a pesar de ese corte de pelo matador propio de unos años regañados con la estética. 



Momento Chucky: mientras su carrera caía en picado, tuvo la mala suerte de tropezarse con Ryan O'Neal, que le aficionó a las drogas y la maltrató en varias ocasiones. Ella, por su cuenta, decidió aficionarse al colágeno y a algún que otro estiramiento para volver a ser quien era.



Consecuencias: expresividad cero. Tiene los músculos del rostro atrofiados. Podría ser su momia sin necesidad de embalsamarla.




Famosas bien operadas



Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Especiales