Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Todo por un papel

Hollywood es cruel. Sus actores tienen que pasar por chapa y pintura, vaciar la nevera o morirse de hambre si quieren triunfar

1 de 11
Jared Leto, ¡pizzas a tutiplén!

De sex symbol a muñeco de Michelin. El actor engordó 26 kilos para interpretar al asesino de John Lennon en Chapter 27 (2007). ¿Su régimen? Un mes a base de pizzas y cervezas. No se llevó el Oscar, pero este año parte como favorito por The Dallas Buyer’s Club.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Antonio de la torre, un papel de peso

No se llevó el Goya. Y eso que engordó 33 kilos para interpretar a Enrique en Gordos. “Acepté el papel inmediatamente y luego ya era tarde para arrepentirme”, confesó. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Brad Pitt, el abuelo de Hollywood

La peli El curioso caso de Benjamin Button (2008) se llevó el Oscar al Mejor maquillaje. No es para menos. La cinta nos permitió descubrir cómo será Brad Pitt con 80 años. Angelina, ¡la que te espera…!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Charlize Theron, ni rastro de su belleza

Nadie la tomaba en serio hasta que decidió salir fea en la película Monster: ganó 15 kilos, se puso una prótesis dental, lentillas oscuras y se depiló las cejas. Vamos, que hasta el intenso de Sean Penn hubiese pasado de largo. Interpretar a la asesina Aileen Wuornos le valió un Oscar. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Eddie Murphy, ¡manda narices!

Más de 20 personas formaron el departamento de maquillaje encargado de su transformación. En Norbit (2007), Murphy interpretó a tres personajes diferentes, entre ellas una mujer con mucho sobrepeso.  ¡La nariz sigue siendo la misma!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Hilary Swank, crisis de identidad

Era una actriz de segunda fila hasta que aceptó el papel de Boy’s Don’t Cry (1999), donde interpreta al transexual Brandon Teena. Se llevó un Oscar, pero reconoce que el rodaje le provocó una gran crisis de identidad. “No fue un trabajo fácil”, explicó. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
John Travolta, ¿la cerdita Peggy?

El actor necesitó cuatro horas de maquillaje diario para transformarse en Edna de Hairspray (2007). “Me encanta vestirme de mujer”, confesó durante el rodaje. Cuando el río suena… 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Matthew McConaughey, esqueleto andante

El papel se le fue de las manos: el actor perdió más de 30 kilos para interpretar a Ron Woodruf, uno de los primeros activistas en la lucha contra el sida (The Dallas Buyer’s Club). Los médicos le dijeron que estaba poniendo en riesgo su salud, pero él sólo pensaba en los Oscar. Nosotras preferimos que siga con sus músculos y sus comedias románticas intrascendentes. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Reneé Zellweger, a ella le daban 20

La rubia siguió una dieta a base de 20 donuts diarios para protagonizar El diario de Bridget Jones. Salir gorda tiene un precio y la actriz se embolsó 22 millones de euros por la secuela. ¡Toma ya!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Robert downey jr, cambia de color

Dejó las drogas, se casó y empezó a centrarse en su carrera. La comedia Tropic Thunder fue su punto de inflexión: Robert interpretó a un actor tan obsesionado con triunfar que decide pigmentarse la piel para conseguir el papel de un afroamericano. Se llevó un Globo de Oro.  

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Tom Cruise, de pelo en pecho

Gordo, calvo y con mucho pelo en el pecho. El actor demostró que sabe reírse de sí mismo al aceptar el papel de Tropic Thunder (2008), la peli de Ben Stiller. Por entonces estaba casado con Katie Holmes, que debía de alucinar cuando su maridito llegaba a casa. ¿Le tendría durmiendo en el sofá?  

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales