El Papa Francisco y otros juegos de tronos

En todas las casas cuecen habas, en las Reales también. Curran, se divierten, meten la pata…

image
1 de 8
Harald de Noruega: ¡y los donuts…!

Vaya aburrimiento de partido de hockey se tragó Harald de Noruega hace unos días. Su cara lo decía todo, ¿o es que en un despiste le robaron la cartera? Si fue así, menuda charla le esperaba al llegar a casa… 

 

 

2 de 8
Carlos de Inglaterra…en arabia saudí

Donde fueres, haz lo que vieres. Eso es lo que debió pensar el Príncipe Carlos en su última vistia a Oriente Medio. Durante el festival cultural de Janadriya en Riad apareció de esta guisa. No le faltaba detalle…

 

3 de 8
Príncipe Carlos, a lo Guillermo Tell

Pobre hombre. ¡Le tienen todo el día haciendo el ganso! El eterno heredero cogió el arco para hacerse la foto en el museo naval de  Portsmouth.  Camilla apostó por el ‘dientes dientes’ y prefirió colocarse detrás.  Por si las moscas…

 

4 de 8
Matilde de Bélgica, tira y calla…

Es la única consorte europea que no cobra ni un duro por acompañar a su marido. ¿Tendría esto que ver con el ‘pescotazo’ que le dio Matilde de Bélgica a su marido? ¿O era un abrazo?

 

5 de 8
Kate Middleton, elegancia natural

La mujer del príncipe Guillermo asistió a un sarao benéfico tan sonriente que parecía recién salida del club de la comedia. ¡Qué dientes tan blancos! Su melena al viento le daba un aire de lo más casual. Toda una It Girl. 

 

6 de 8
Princesa Letizia, toda una profesional en Albacete

Se habla mucho de su vida privada, pero nadie puede negar que la Princesa de Asturias se implica al máximo en su trabajo. Hace unos días aterrizó en Albacete para conocer la Universidad. ¿Querrá volver a estudiar?

 

7 de 8
Michelle Obama, bailes contra la obesidad

Se ha propuesto acabar con la obesidad infantil en Estados Unidos y no parará de bailar hasta conseguirlo. La Primera Dama animó a los chicos de un colegio de Maryland a mover sus caderas. ¿Próxima concursante de Tu cara me suena?  Lo haría genial.

 

8 de 8
El Papa Francisco, contra viento y marea…

Un triunfo. Eso es lo que le costó al Papa Francisco dar su discurso durante una de las audiencias generales que realiza los miércoles en El Vaticano. El pobre no podía hacerse con su sotana. Ella bailaba sola… 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales