La infanta Elena y otros juegos de tronos

En todas las casas cuecen habas, en las Reales también. Curran, se divierten, meten la pata…

image
La infanta Elena, chute real

¡Con estilo y poniendo mucho corazón! Así se entregó la infanta Elena durante una visita a una escuela salesiana en Santo Domingo (República Dominicana), apadrinada por la Fundación Real Madrid y Mapfre. ¡Vaya chute real! ¿Qué habrá dicho Ronaldo al verla?

 

1 de 7
Máxima de Holanda, un premio muy cantoso

Parece que la Reina tiene muy ensayada su sonrisa de ‘¡gracias-me-encanta!’ Sólo así se puede comprender su alegría al recibir semejante escultura en Alemania por su labor en la ONU.  ¿Dónde va a colocarla? ¿Encima de la tele? 

 

2 de 7
Victoria de Suecia, viaje solidario

La heredera al trono aterrizó tres días en Ghana (África) para visitar el país sin su niña ni su marido. Victoria no ejerció de Princesa, sino que se ‘pringó’ al máximo para conocer las costumbres del lugar. Eso sí, no llegó al punto de colocarse el cubo de agua en la cabeza. Ella prefirió ayudar a un chico a llevarlo con mucho arte. Aunque la cara del chaval delata la poca práctica de Victoria.

 

3 de 7
Doña Sofía, ¡menudo placaje!

La Reina estaba totalmente abrumada ante tanto cariño. Durante su visita a Guatemala, una mujer se empeño en colocarle una falda típica del lugar sin importarle el protocolo. Menos mal que a Doña Sofía le dio por reír y no por llamar a sus guardaespaldas. Lo cierto es que la señora no parecía nada amenazante…

 

4 de 7
Carlota Casiraghi, una mami muy marchosa

Era la más esperada. Tres meses después de dar a luz a su bebé, Raphael, Carlota disfrutó como si no hubiera un mañana en el Baile de la Rosa. El gran ausente de la fiesta fue su pareja, Gad Elmaleh. Pero no pareció importarle a la hija de Carolina, que no paró de bailar en el concierto de Mika.

 

5 de 7
Los duques de Cambridge, tierna foto familiar

Guillermo, Kate y el pequeño George se arreglaron y combinaron los tonos pastel de su  ropa para que su nuevo retrato fuera impecable. Pero, como el pequeño dejó claro con su mirada, el mejor fue Lupo, el cuarto miembro de la familia, un precioso cocker spaniel negro. 

 

6 de 7
Haakon y Mette-Marit, enamorados en Vietnam

Se dijo que estaban en crisis, pero los príncipes de Noruega se están tomando su viaje oficial a Vietnam como una segunda luna de miel. Haakon no paró de mirar a su mujer con arrobo, a pesar de las pintas de Mette-Marit. ¿Es necesario mimetizarse tanto con el país?

 

 

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales