Vaquerizo: "En mi mesilla tengo una Virgen de Fátima y varios rosarios"

Periodista, cantante, escritor, representante... ¿De dónde saca el tiempo? Hoy quedo con el marido de Alaska para descubrir al verdadero Mario: ¡un máquina!

image
¡Menudo currante!

Mario es uno de esos tipos que no deja indiferente a nadie. Una auténtica rock star hiperactiva y multimedia. Aparentemente frívolo y descarado, escribe libros, da conciertos, protagoniza realities y encima está casado con un icono de La Movida, Alaska. Hoy me cito con él en su querida Gran Vía para que me cuente cómo convierte en oro todo lo que toca, a ver si se me pega algo. ¿Y sabéis lo que me dice? Pues que lo suyo es pura obsesión por el trabajo bien hecho. ¡Cualquiera lo diría, con la pinta de juerguista que tiene! 

 

 

1 de 9
Un tipo muy germánico

Mario, acabas de presentar el libro ‘Fabiografía’, nuevo disco con las Nancys Rubias, preparas una serie ‘on line’, vas a la tele... ¿cómo lo haces?

Querer es poder, y yo tengo la suerte de que todas mis aficiones se han convertido en mi medio de vida. Por eso jamás tengo la sensación de estar trabajando, aunque la realidad es que soy una working girl.

¿De dónde sacas la energía?

Llevando una vida muy ordenada. Sin eso, y sin que el sentido común rija tu vida, no hay quien aguante. A pesar de la imagen que se tiene de mí, soy un tío muy germánico, muy obsesivo con mi trabajo, y trato de ser siempre buen profesional. ¡Ah!, y todo con alegría, aunque también puedo ser muy borde si me tocan lo mío. 

 

2 de 9
Alaska y Mario, un amor de flechazo

Tú estudiaste Periodismo, ¿por vocación?

Sí, por purita vocación, y acabé con matrícula de honor.

¿Imaginabas que acabarías siendo un artista multimedia?

No, dependo de que la gente me siga llamando para hacer radio, prensa o televisión. Yo estoy encantado porque me gusta todo, pero soy consciente de que esto no va a durar siempre. Mi base laboral la tengo muy establecida y el resto son extras que me divierten y me dan dinero. El día que se cansen de mí, no me supondrá un trauma.

¿Qué culpa tiene en todo esto tu mujer, Olvido?

Alaska me apoya en todo, aunque también es muy crítica. Ella sí que es una artista multimedia, y además desde muy pequeña.

¿Cómo la enamoraste y cómo la sigues enamorando?

Lo nuestro fue un flechazo. Yo era su promocionero y me empezó a gustar mucho. Un día me lancé después de un concierto y tuve la suerte de ser correspondido. Después de 15 años de relación, sigue existiendo atracción, deseo y respeto.

 

 

3 de 9
Decidieron casarse en una ‘rave’ en Leganés

Y tú, ¿cuándo caíste rendido a sus pies?

Un día en una rave (fiestas de música electrónica hasta el amanecer), en el barrio de Leganés, cuando decidimos casarnos en Las Vegas. ¡Fue muy total!

Alaska y tú sois un matrimonio peculiar. ¿Os ha costado que os tomen en serio? 

El reconocimiento tiene que empezar por uno mismo. Si estás seguro de lo que eres, lo que opinen los demás me da igual. 

Mario, defínete a ti mismo.  

Me considero muy buena persona, y me muestro tal y como soy en cada momento, para lo bueno y para lo malo. Soy sincero, espontáneo, cordial. Y eso es lo que creo que gusta a la gente. 

 

 

4 de 9
Mario Vaquerizo es bisexual teórico

Usas tacones, te pintas el ojo, te pones transparencias, ¿nunca te ha tirado los tejos un tío?

Si me los han tirado, no me he dado cuenta, pero no es algo que me moleste. Cuanta más gente te desee, sea del sexo que sea, mejor. Al menos, así lo siento yo. 

Dices que eres bisexual, ¿me lo explicas?

Soy un bisexual teórico: reconozco la belleza en un hombre y lo digo, pero ninguno me pone como para irme a la cama con él.

¿Eres muy ‘familiero’?

Soy un tío muy familiar. Hablo con mis padres todos los días y  con mi hermana Marta me llevo fenomenal. A veces le saco de quicio porque ella es muy seria y yo, una cabra loca.

 

 

5 de 9
Está deseando cumplir los 40

¿Eres religioso?

Mi lado espiritual lo tengo muy arraigado y rezo todas las noches. La filosofía cristiana (lo que quiero para mí, lo quiero para los demás) está presente en mi vida. Pero no me gustan los dogmas. 

¿Cuántos tatuajes llevas?

En total doce. Reconozco que me tatúo más por estética que por simbología. Soy frívolo hasta para tatuarme (risas). 

¿Te da miedo cumplir años?

Para nada, estoy deseando cumplir 40 (el próximo julio). Si no cumples años, estás muerto ¿no? Cuanto más viejo seas, más sabio y más guapo. Me resulta más interesante la gente madura que los jovencitos.

 

6 de 9
Le gustaría ponerse pómulos

¿Te has hecho algún retoque estético?

Soy paciente del Dr. Monereo. Me operé por primera vez a los 28. Me hice una liposucción, una reducción de papada y extracción de las bolas de Bichat. Ahora me gustaría ponerme pómulos, pero si se entera mi madre, ¡me mata!

Te encanta estar delgado. ¿Haces dieta o es genética?

¡Ojalá mi delgadez fuera pura genética! Me cuido mucho, pero como. Pero me encanta medir 1,80 m y pesar 65 kg. Me veo guapísimo. Ése es mi ideal estético. Si hay que sacrificarse, me sacrifico.

 

 

7 de 9
Un Sagrado Corazón, una Virgen de Fátima, varios rosarios...

¿Te gusta que te reconozcan por la calle? 

Me encanta. Si me molestara, habría sido cerrajero o cajera de un supermercado.

¿Qué hay en tu mesilla de noche?

Un Sagrado Corazón, una imagen de la Virgen de Fátima, varios rosarios bendecidos, el libro que esté leyendo (ahora Doctor Sueño, de Stephen King) y una notita de Alaska que dice: “Después de mucho tiempo queriendo ser una gruppie, ahora me he convertido en la esposa de una rock star”. 

 

 

8 de 9
Loco por la cerveza

Cuando te levantas, ¿qué haces primero?

Tomo café solo y me voy al gimnasio. ¡Me levanto a las 07:00 h!

¿Hay algo que te guste más que una birra bien fresquita?

La cerveza es lo que más me gusta en este mundo. Eso sí, siempre Mahou 5 Estrellas.

¡Deberían contratarte!

Seguro que no tardarán en caer, (risas)... ¡Ojalá! 

Y ahora, ¿qué planeas?

Una serie on line con Alaska y después, como diría la gran Rosa Benito, ¡quiero descansarrr!

 

 

9 de 9
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales