Pablo Sebastian nos enseña su casa

El que fuera pianista en ‘Cine de Barrio’ enseña a Kiko Hernández todo, todo lo que guarda en su casa... ¡Una barbaridad!

1 de 17
Lector incansable

Pablo Sebastian lleva viviendo de alquiler en este apartamento más de 30 años. Está en el centro de Madrid y, aunque hoy podría ser su propietario, siempre pensó que estaría de paso y no compró. Hoy me abre las puertas de su hogar para enseñarme sus detalles y contarme cómo le va la vida.

Pablo, ¿qué tiempo llevas viviendo en esta casa?
Ya son 34 años. Yo vine a España para seis meses. Me trajeron Carmen Sevilla y su marido, Vicente Patuel, para unas actuaciones en televisión y en varias salas de fiestas. Cumplido ese tiempo, yo tenía mi billete de vuelta, pero empecé a firmar un contrato tras otro y me compré mi piano y alquilé este piso...

Guarda muchos libros porque, antes de cerrar los ojos, necesita leer un rato: “Cuando el cuerpo me pide reflexión, leo ‘Autobiografía de un yogui’, de Yogananda. Cuando quiero evadirme, disfruto mucho con las novelas de la actriz y escritora Jacqueline Susann (‘El valle de las muñecas’) o las de la hermana de Joan Collins, Jackie.”

 

2 de 17
Metro, portero y bidé

¡Cuántos años!, entonces éste es tu hogar...
Sí, es un hogar tipo guarida porque yo viajo mucho.

¿A dónde?
A Canarias, porque me salen muchas galas allí. Hubo una época que iba también a Brasil. Pero acá estoy tranquilito. Tengo mi ropa colgada, mi ducha, mi cama, mi piano y todo lo que necesito. No vivo en La Moraleja, pero acá tengo de todo.

¿Y por qué este barrio?
Porque tengo el Metro en la puerta, es el famoso barrio de Salamanca, el edificio me gusta, tiene portero día y noche, calefacción central y bidé (risas).

Sara montiel, la mujer de su vida: Pablo conoció a la artista manchega en Argentina, cuando él tenía 14 años. Se quedó fascinado e hizo lo posible por conocerla. Cuando lo consiguió, ella le regaló un pañuelo de hilo bordado, el que yo sujeto en la mano. Su amistad duró hasta que falleció Sara. “Yo iba a verla todas las noches a casa. Tres días antes de morir, le dije: ‘Nena, voy para allá y nos damos un empacho de tus películas.’ Lo hacíamos a menudo, pero ella me dijo: ‘Hijo mío, no vengas porque ya no me quedan ni películas, se están llevando de todo.” Esta triste anécdota me la contó en un coqueto rincón de su casa, donde tenía un aparato retro difícil de identificar.

3 de 17
Estanterías llenas de recuerdos

¿Por qué es importante que tu casa tenga bidé?
Descubrí que ahí puedo guardar las páginas amarillas, zapatos, zapatillas... ¿Pensabas que era para otras cosas? Yo lo utilizo como mobiliario. El bidé es pequeño, me gustaría más un bidé-jacuzzi, pero aún no lo han inventado.

¿Nunca pensaste en comprarte una casa en España?
No, además, yo tenía a mis padres, mi familia y mis amores en Argentina.

Fotos, altares y recuerdos: Su madre Antonia, que falleció recientemente; el gurú Sai Baba, la diosa Laksmí, el dios Ganesha, Jesucristo, Sara Montiel, Buda... Todos conviven en su librería sin problemas.

 

4 de 17
Vecino de famosos

En este edificio viven otros famosos, ¿verdad?
Sí, aquí vive María Mahor, la actriz que hacía de mamá de Marisol en sus películas. También vivieron aquí hasta que fallecieron Emiliano Redondo, actor de teatro, y Mª Luisa Seco. ¡Ah!, y Adriana Abenia, pero ya se mudó. Acá somos varias las estrellas, pero yo más que ninguno (ja, ja, ja).

Pablo no está para muchas celebraciones de Navidad porque su madre falleció recientemente de la que tiene fotos por toda la casa: “Mi mamá Antonia se convirtió en mi Ángel de la Guarda. Ella ahora me va a abrir todos los caminos. Ella me guía desde el cielo... Menos mal que mi amigo Rappel me dijo que fuera a Argentina a despedirme. Si no, no llego a verla.”
 

5 de 17
No sin mi piano

¿Cuál es tu rincón favorito?
El piano es mi pareja. Es lo que me llevaría allá donde fuera.
Me llama la atención que no tienes nada en la cocina...
Porque no como aquí. Tengo jamón y queso, pero nada que se deteriore. Además, el congelador no funciona, nunca lo arreglé. Como todos los días como un príncipe en Vivares, un restaurante de la Calle Hortaleza.

Ahí tienes unas mancuernas, ¿haces ejercicio?
Voy al gimnasio todos los días.

Pero no te luce mucho...
Es que los huesos a esta edad…

Pues mira Matamoros el cuerpo que tiene...
Pero lo mío es natural. Además, yo tengo la espalda delicada de tantas horas al piano, pero hago bicicleta, elíptica, pectorales, alguna clase de aeróbic...

Sebastian lleva viviendo 34 años en esta casa del centro de Madrid, que alquiló con muebles y todo. Eso sí, su piano es suyo y de nadie más. “El piano es mi pareja, me lo llevaría allá donde fuera.” Doy fe que lo toca de maravilla. Juntos estuvimos cantando y bailando muchas de sus canciones.

6 de 17
Cine de barrio

Tienes una cama enorme.
De dos metros por dos metros, pero en la vida hay cosas que nunca son muy grandes (risas). Yo me despatarro y me gusta dormir solo. No te digo que nadie se haya quedado a dormir, pero yo no duermo hasta que escucho cómo se ha cerrado la puerta.

¿Por qué no puedes dormir con alguien?
Toda la vida dormí solo. Hago mis travesuras, pero que cada uno se vaya a su casa. Yo no quiero que me saquen a bailar.

Cine de barrio: Sebastian no olvida sus años de éxito en ‘Cine de Barrio’ y esta película enlatada de adorno nos lo recuerda. “Parada me decía: ‘No te quejes del sueldo. Sigue y no protestes, porque aquí no te quieren.’ Me quería tener asustado...”, me confiesa Pablo sobre su dolorosa relación con Parada.

 

7 de 17
Su rincón favorito

Tienes el congelador roto y alguna reforma que hacer, ¿por qué el dueño no lo hace?
No querrá gastarse dinero, pero hace falta pintarla y sacar la moqueta. Eso sí, yo tengo la casa bien limpita.

Pagarás poco, ¿no?
Lo suficiente. He llegado a pagar muchísimo, pero bajaron los alquileres.

¿Cuál es el objeto que deberías haber tirado ya?
La gente me regala estampitas y muchas cosas. La asistenta me dice que un día me lo tirará todo.

Su rincón favorito: La mesa de mimbre, a juego con las sillas tapizadas y la librería, acompaña al piano en su  rincón estrella. Sobre la mesa, flores, angelotes, patitos de goma, figuras diversas, estampitas...: “Mi asistenta dice que un día me lo va a tirar todo.”

8 de 17
Sofá y manta

Pablo, echo de menos el avisador, por si te caes…
¡Pero qué malvado! Yo nunca me caí, sólo en brazos de alguien. ¡Insinúas que soy una momia! Y estoy en una buena edad.

¿Qué edad tienes?
Después de los 50 es un insulto preguntar. Ya lo sabrás por experiencia propia dentro de poco...

He buscado tu edad...
Ja, ja, ja... No sale.

Sí, 65 años.
Soy un poco mayor que Parada y menor que Camilo Sesto, Raphael y Julio Iglesias.

¿Qué años tiene Parada?
Debe tener 62 años.

Desde aquí ve ‘Sálvame’: Pablo prefiere tener cubierto el sofá con plaids de colores para resguardarlo. Desde aquí ve ‘Sálvame’ todas las tardes y desde esta mesa, llena de inciensos, amuletos y velas, echa las carta y lee el futuro a través de la numerología: “A los amigos no les cobro y con los clientes prefiero quedar fuera de casa. Algunos sólo quieren cotillear.”

9 de 17

Háblame de Parada. ¿Por qué nunca has querido ajustar cuentas con él?
Siempre me desmiente y, además, sabe que mucho me tendría que tocar los hue... para que yo largara.

Aquí visualizó mi vida: En esta mesa baja tiene todo lo que necesita para llevar a cabo sus prácticas de videncia: amuletos, piedras mágicas, cartas, una llave de la vida... ¡Y también crema hidratante para manos y pies! Está claro que para Pablo la suavidad es lo primero.

10 de 17
¿Avisador de terremotos?

Tú has ganado mucho dinero en España, ¿verdad?
Con Parada estuve 15 años y él jamás me subió el sueldo. Él ganaba 10 millones de pesetas por sábado y yo, 50.000, como era el productor... Me decía: “¿Para qué quieres dinero si eres soltero y sin hijos?”

¿Por qué crees que Parada se comportaba así?
Ese hombre se siente muy soberbio, muy prepotente, le gustaba castigar. Gritaba a todo el equipo, a los realizadores. Los rodajes de Cine de Barrio eran una batalla campal. Por eso un realizador le quiso fastidiar grabando eso de “¡Aquí venimos foll...!” Yo no sé por qué le echaron, pero tampoco sé por qué me echó él a mí.

La cama de Sebastian es muy grande (de dos por dos) y os aseguro que muy cómoda. Eso sí, en el cabecero de bronce antiguo cuelgan tantos collares, pulseras, rosarios, muñequitos y estampas, que... ¿será su particular avisador de terremotos?

11 de 17

Pablo, hablemos de algo más agradable: ¿Has tenido suerte en el amor?
Sí, podía haber dado varios braguetazos. De jovencito era muy mono, me parecía a Anthony Perkins. Soy simpático, travieso, voy al gimnasio... Y si eso no vale, atrae mi música.

¡Pillín, así ligas tú!
La verdad es que la música me ha ayudado, es mi arma.

Mesilla de noche: Libros, gafas de ver, teléfono, estampitas, rosarios... ¡Y una foto con Parada!

12 de 17

Supongo que habrás montado grandes fiestas en esta casa. ¿Qué invitados célebres has tenido?
Podría escribir un libro, pero seguramente se querellarían conmigo y me echarían de España porque sé mucho.

Y más altares: Pablo es una persona muy espiritual y tiene altares por los rincones más insospechados de su casa. “Tengo Budas, el Dios Ganesha, la Diosa Laksmí, Jesucristo y el gurú de la India Sai Baba. Creo en muchas religiones, tengo muchos santos y también vasos de agua, donde se recogen las posibles malas vibraciones de las visitas”, me asegura. Espero que no lo diga por mí.

 

13 de 17
Adivinador de futuro

Seguro que al final siempre tocabas el piano, ¿nunca os llamaron la atención?
No, soy prudente, a partir de las 22:00 h. no hago gemidos, ni cosas raras. Ni toco el piano, ni uso el bidé, ni la ducha...

Sebastian leyó el futuro a los colaboradores de ‘Sálvame’ con su numerología:
Belén Esteban: Seguirá con éxito, pero no se casará. Miguel y ella se entienden bien, sobre todo en el plano íntimo, pero su relación no será hasta que la muerte los separe.
Jorge Javier Vázquez: Nació para triunfar. Todo lo que haga lo seguirá convirtiendo en oro. 
Lydia Lozano: Tendrá que remodelar su casa, sobre todo obras de fontanería. Y seguirá con Charly. Son buenos compañeros
y se necesitan el uno al otro. Kiko Matamoros: Está muy enamorado pero si se casa, terminará separándose, sea con Makoke o con otra. Le gusta mucho la libertad y la independencia.
Terelu Campos: Veo una notable mejoría para el año que viene, siempre a través de la expresión. Le van a reconocer su profesionalidad con un trabajo mejor. ¿Pareja nueva? No. Debe tener mucho carácter y además le gustan más los romances.
Rosa Benito: Tiene un importante incremento del dinero, quizá porque va a vender alguna propiedad o algún bien o porque le va a tocar la Lotería.

 

14 de 17
Sólo tiene lo básico

¿No tienes el típico vecino quejica?
Al revés, a veces si salgo a la calle de pronto a por algo, me doy de bruces con un vecino que me dice que me estaba escuchando. Y cuando venía Sara Montiel a ensayar, se ponían todos en el pasillo.

No haces ruidos, ni gemidos, ni tocas el piano fuera de hora... ¡Qué aburrimiento de vida!
De lo liberal que soy, acabo siendo un poco puritano, aunque no tanto como tú (risas)...

El pianista come todos los días en el restaurante Vivares de la calle Hortaleza: “Allí como igual que un príncipe, y que conste que pago, ¿eh?” Por eso en casa sólo tiene fruta, queso, jamón, azúcar, café y que no le falte el mate argentino, claro, como éste que se tomó.

15 de 17
Coqueto

Pablo, económicamente, ¿cómo estás ahora?
Normal, fui a enterrar a mi madre a Argentina y no me faltó. Toda mi vida la pongo en manos de Dios, y nunca me ha fallado. No soy rico como Parada, que tiene casa en Marbella y pisos en Madrid, pero pago mis cuentas.

¿Has estado ajustado alguna vez?
Claro, pero sin deber nada.

Siempre coqueto: Sebastian reconoce que es un tipo al que le gusta cuidarse. De hecho, no descarta hacerse algún retoquito: “Yo siempre he tenido muy buena piel, pero me gustaría verme un poquito mejor.” ¡Qué sentido del humor tiene! Me encantó que sacara el secador para darse un aire.

16 de 17
El don de la videncia

Cuando has ganado dinero, ¿has sido derrochador?
No, no soy derrochador. No soy mucho de juergas. Soy Virgo, me gusta disfrutar de la vida, pero sin ostentaciones.

¿En qué trabajas ahora?
Hago mis cositas, mi numerología, me llaman mucho de Canarias, cuando me sale algo en la televisión lo hago...

Te conocemos por ser pianista, cantante y músico, pero ¿de dónde te viene el don de la videncia?
Desde que era chiquito, supongo que de una vida anterior. Parada te lo puede decir, porque todo lo que le auguré se cumplió: que debutaría con Teresa Campos, que pasaría de La 2 a La 1...   

No se le va la pinza: Haciendo el gamberro en su cuarto de baño me fijé que tenía unas pinzas de la ropa. Seguro que, como en muchas casas, es aquí donde hace la colada.

17 de 17
Su look

Pablo ha confesado cuidarse y estos son los productos que utiliza para hacerlo:

Hidratante: 3,99 €

After-shave: 3,99 €

Cera creativa: 18,95 €

Cortadora de vello: 99,99 €

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Especiales