La Duquesa de Alba cumple 86 años

Dos matrimonios, seis hijos, un nuevo marido, muchos millones y una larga existencia llena de lujo, glamour... Repasamos la vida de Cayetana Fitz-James Stuart en su 86 cumpleaños.

1 de 49
Nace una leyenda

María del Rosario Cayetana Alfonsa Victoria Eugenia Francisca Fitz-James Stuart y de Silva es el nombre completo de la XVIII Duquesa de Alba . Doña Cayetana, como la conocemos popularmente, nació un 28 de marzo de 1926, por lo que ya alcanza los 83 años. Recién salida de una operación para mejorar su calidad de vida dada su avanzada edad, hacemos un recorrido por su existencia para homenajearla por su cumpleaños...

Doña Cayetana nació en el Palacio de Liria, en Madrid, una de sus actuales residencias. Desde muy pequeña su vida fue seguida por todos los españoles, ya que en el futuro iba a ser la jefa de la Casa de Alba.

2 de 49
La vida le pasó factura muy pronto

Cayetana sufrió el primer gran golpe de su vida con tan solo ocho años. Su madre, María del Rosario, duquesa de Aliaga, falleció de tuberculosis con tan solo 33 años. La pequeña Tanuca , como la llamaban en casa cariñosamente quedó muy afectada. Su padre,  Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, se volcó entonces en ella y en su educación.

3 de 49
El Rey Alfonso XIII fue su padrino

Sus visitas eran habituales hasta que en 1931, con la República, la Familia Real se exilió fuera de España. Ella y su padre también lo hicieron en 1936, se fueron a Londres hasta que ella cumplió 16 años.

4 de 49
Esquiando

El duque de Alba llevó por primera vez a Cayetana a la nieve, a la estación de esquí de Saint-Moritz, en Francia, cuando tenía tres años.  A los 13 años era una experta esquiadora y ya había ganado varios premios de velocidad. Practicaba también el tenis y, sobre todo, la equitación. Desde entonces y mientras su salud se lo permitió, nunca abandonó este deporte.

5 de 49
La puesta de largo

El 28 de abril de 1943, a los 17 años, Cayetana celebró su puesta de largo en Las Dueñas, Sevilla. Fue un auténtico acontecimiento social en la época y un ineludible paso para ella para hacerse con uno de los huecos más importantes en la alta sociedad española.

6 de 49
Junto al torero

En la primavera de 1945, con sólo 19 años, Cayetana conoció en la Maestranza de Sevilla al famoso torero Pepe Luis Vázquez, que toreaba aquella tarde. Desde entonces no se perdió ninguna de sus corridas. Ella,según reconoció años más tarde, se enamoró locamente del maestro pero su padre cortó la relación. Fue su primer gran amor, que nunca llegó a hacerse realidad.

7 de 49
Conoce a Luis Martínez de Irujo

Cayetana conoció en 1946 a Luis Martínez de Irujo, hijo de los duques de Sotomayor, en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Se convertiría en uno de los hombres más importates de su vida. Comenzaron un noviazgo que se formalizó el siguiente verano en San Sebastián. Con agrado, su padre les concedió el ducado de Montoro.

8 de 49
Y viene la boda

Cayetana y Luis Martínez de Irujo se casaron el 12 de octubre de 1947 en la catedral de Sevilla. Su boda costó 20 millones de pesetas de la época.

9 de 49
Impresionante vestido

La duquesa de Alba lució un vestido de boda como pocas veces se había visto antes, con un impresionante velo.

10 de 49
Una boda original

La tarta de los novios fue muy original y, pese a toda la alta clase que acumulaban, no pudieron resistirse a realizar el tradicional corte.

11 de 49
Su día más feliz

Este día fue uno de los más felices para Cayetana. Su sonrisa brilló con luz propia.

12 de 49
De luna de miel

La luna de miel de Cayetana y Luis duró seis meses en los que viajaron por toda Europa, Estados Unidos y México. Precisamete es en Nueva York donde se da a conocer, tras un desmayo, que está embarazada de su primer hijo, Carlos.

13 de 49
Conocida en todo el mundo

En todo el mundo Cayetana ya era conocida y reconocida pese a su juventud. Ella sería la XVIII Duquesa de Alba y eso no podía pasar desapercibido.

14 de 49
La Casa de Alba por bandera

Como digna heredera del título de duquesa de Alba, Cayetana posó con un cuadro de María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la duquesa de Alba pintada por Goya en 1795. Este lienzo pertenece a su colección particular y está en el palacio de Liria.

15 de 49
Una estrella mediática

Desde muy joven, Cayetana se relacionó con las grandes estrellas del momento. Especialmente bien se llevaba con Lola Flores, con quien compartía su amor por el cante, en especial el flamenco y la copla.

16 de 49
Por sevillanas

El amor que Cayetana sentía por el baile, especialmente por las sevillanas y el flamenco, es espectacular. Siempre ha sido muy frecuente verla vestida de faralaes encima de un tablao. Ríos de tinta han corrido sobre su relación, de la que él dijo que había nacido Fernando. ago que ella siempre ha negado.

17 de 49
La alta sociedad

Y como no, la duquesa siempre ha 'reinado' en todo tipo de fiestas de la alta sociedad, donde en numerosas ocasiones ha lucido joyas impresionantes cuyo valor es incalculable.

18 de 49
Se convierte en Duquesa

El veinticuatro de septiembre de 1953 falleció el padre de Cayetana, el duque de Alba, lo que la convirtió instantáneamente en la nueva duquesa de Alba.

19 de 49
Orgullosa de sí misma

La duquesa, siempre orgullosa de sus antepasados, siempre ha participado en todo tipo de actos relacionados con ella. En esta foto la vemos junto a uno de los artistas más grandes de los últimos años: el actor Paco Rabal, en una exposición de Goya, cuyo cartel expone el cuandro: La maja vestida, del que siempre se ha dicho quien aparece en éste es la decimotercera duquesa de Alba María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo.

20 de 49
Sus hijos

Cayetana, que tiene seis hijos: Carlos (1948), Alfonso (1950), Jacobo (1954), Fernando (1959)  Cayetano (1963) y Eugenia (1968).

21 de 49
Una madre ejemplar

Desde que fue madre, Cayetana siempre ha estado muy pendiente de sus hijos y ha seguido sus pasos con el máximo interés.

22 de 49
Feliz con los suyos

Doña Cayetana siempre hizo reportajes, muy orgullosa y junto a Luis Martínez de Irujo, con sus hijos para que todo el mundo viera que la colmaba la felicidad.

23 de 49
En su hogar

También ha sido habitual verla en reportajes jugando con sus hijos cuando éstos eran pequeños.

24 de 49
Una familia unida

Los Martínez de Irujo siempre han sido una familia que creció junta y que se ha mantenido unida.

25 de 49
Luis, el cabeza de familia

Luis Martínez de Irujo fue el padre de sus seis hijos. El seis de septiembre de 1972 falleció de leucemia con tan solo 51 años. Nunca supo que enfermedad lo acechó. Fue una palo muy duro para toda la familia.

26 de 49
Un duro golpe

Luis Martínez de Irujo fue el padre de sus seis hijos. El seis de septiembre de 1972 falleció de leucemia con tan solo 51 años. Nunca supo que enfermedad lo acechó. Fue una palo muy duro para toda la familia.

27 de 49
Una madre de familia

Desde ese momento, Cayetana se de dedico casi por completo al cuidado y educación de sus hijos, sus actos benéficos y una de sus grandes pasiones, la pintura.

28 de 49
Campanas de boda

A principios de 1978 suenan de nuevo las campanas de boda para la duquesa de Alba con un inteclectual de postín, Jesús Aguirre Ortiz de Zarate, director general de Música. Se casaron el 17 de marzo de 1978 en la capilla privada del Palacio de Liria. Carlos Martínez de Irujo, duque de Huéscar, hijo mayor de la duquesa, fue el padrino.

29 de 49
Eugenia, su pasión

Cayetana siempre sintió una especial debilidad por Eugenia. Deseaba tener una chica con todas sus fuerzas y se entregó a sus cuidados con todo su esmero.

30 de 49
Amante del arte

La duquesa era amante de la pintura desde pequeña, pero gracias a su boda con Jesús Aguirre, su amor por el arte y la cultura se intensificó todavía más. Dicen que gracias a él hoy existe la Fundación Casa de Alba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Especiales