Adiós a las bolsas bajo los ojos

Nuestra experta en belleza nos da las claves para evitar las bolsas bajo los ojos y qué podemos hacer si nos salen.

1 de 4
Factores que influyen

Son muchos los factores que pueden desencadenar la parición de bolsas bajo nuestros ojos. Dormir poco o mal, el tabaco y alcohol, el uso de cremas inadecuadas, mala circulación sanguínea, factores genéticos y como no, la edad, hacen que las padezcamos.

En nuestros ojos tenemos una membrana fibrosa que se llama Septum y que con el paso de los años se relaja. Además, factores como la menopausia, la obesidad y el colesterol agravan el problema.

El septum firme mantiene con fuerza los lípidos de esa zona y al relajarse deja huecos para que se acumule la grasa, formando la temida bolsa. Por ello, es muy importante mantener la firmeza del septum.

2 de 4
Cuidados básicos

Primero, mantén un orden en las comidas, rebaja los niveles de colesterol, bebe 1,5 l de agua, haz ejercicio físico y fortalece los músculos orbitarios.

Para ello, comienza rotando los ojos hacia arriba como si quisieras mirar algo que estuviera por encima de tu cabeza, después hacia abajo, mirando a la derecha y a la izquierda, solo con los ojos, sin rotar la cabeza, hazlo 20 veces, y unas 4 series. 

Después debemos tener especial cuidado en la hidratación de los ojos. Si duermes bien, el ojo se moverá mucho para mantenerlos hidratados. Por el contrario si no descansas, deberás compensar esa falta de lubricación hidratando tus ojos con soluciones de ácido hialurónico que puedes comprar en la farmacia.

3 de 4
Remedios naturales

Para tener una mirada más descansada, aplícate las conocidas rodajas de pepino o de patata que poseen una capacidad antiinflamatoria muy alta, con solo 10 minutos ya notarás la diferencia.

Existen en el mercado unos antifaces que se congelan y funcionan muy bien. Después de tu jornada laboral date unos mimos, 10 minutos de frío y aplícate el contorno de ojos masajeando con suavidad.

Otro remedio es guardar las bolsitas de té después de usarlas en el congelador, aplícatelas sobre tus ojos cerrados y notarás cómo se relajan rápidamente.

4 de 4
La importancia de un buen contorno

Debes usar un contorno de ojos adecuado y aplicarlo con un suave masaje de dentro hacia fuera  con pequeños toquecitos. Si padeces de bolsas no puedes usar un contorno de ojos en crema por la noche, elige mejor uno con textura gel y deja el cremoso para por la mañana.

Si es un contorno específico no dudes en usarlo directamente sobre el párpado inferior, destierra la idea de poner el contorno sobre el hueso.

Busca contornos específicos para las bolsas que contengan cafeína, fosfatidilcolina, vitamina E, hamamelis y ácido hialurónico entre otros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Especiales