Cómo sacar el máximo partido a tu cocina

Una buena iluminación, los electrodomésticos limpios, una mesa para juntar a la familia…Sácale el máximo partido a esta estancia de tu casa.

image
1 de 5
Orden en la nevera

No sólo es una cuestión estética, es vital para que los alimentos se mantengan en buen estado.

Los productos que necesitan mayor refrigeración como carnes y pescados irán en la parte de abajo, justo encima del cajón de verduras.

La puerta es la zona menos fría y, por tanto, resulta ideal para mantequillas, mermeladas o salsas.

 

2 de 5
No dejes el horno encendido

El horno parece inofensivo y a veces estamos tentados a poner comida dentro y salir de casa para hacer recados. No lo hagas.

Uno de cada diez incendios domésticos son causados por un horno, a menudo por salpicaduras de grasa. 

Si ves una llamarada, desconecta el horno y cierra la puerta. Las llamas se apagarán ante la falta de oxígeno. Espera cuatro horas para que se enfríe antes de limpiarlo.

 

3 de 5
Momentos cálidos

La cocina se ha convertido en el lugar donde la familia se reúne para contarse el día. 

Si tu estancia es estrecha y no cabe una mesa, opta por una encimera-barra con taburetes altos. Una solución moderna
y práctica.

Si cuenta con luz natural, aprovéchala planificando una distribución que no tape su circulación. 

Para el resto de puntos de luz, opta por los leds: ahorrarás en la factura. 

4 de 5
Tostadora sin migas

No basta con volcarla y sacudirla debajo del fregadero.

Para tener siempre la tostadora a punto, coge un cepillo de dientes y limpia el aparato por dentro cada quince días.

La tarea será más fácil si horas antes introduces sal gorda. Ésta ayuda a desprender de la resistencia el pan carbonizado.

5 de 5
Cómo limpiar la parrilla

Mantener la barbacoa limpia es muy importante para evitar la mezcla de sabores. 

Cada vez que la enciendas, precaliéntala 10-15 minutos para retirar con un cepillo los restos del asado anterior.

Una vez al año realiza una limpieza profunda: sumérgela una noche en una mezcla de dos tazas de vinagre y una de bicarbonato.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales