Las bellezas de Hollywood pierden silicona

En los Oscar, las actrices más bellas lucieron algunas tallas menos y presumieron de ello con escotazos. ¡Adiós a los implantes!

1 de 11
Elsa Pataky, casada y recatada

En los Goya de 2005, Elsa estrenaba película (Ninette, de Garci) y también pechos de silicona. La Pataky ya se había retocado nariz y pómulos. Ha adelgazado y se ha vuelto más recatada desde su boda con Chris Hemsworth. Su disminuida delantera se ocultaba bajo un vestido de flecos con al que acudió a la fiesta de Vanity Fair.

2 de 11
Jennifer Hudson, el precio de adelgazar

Recogió el oscar a mejor actriz de reparto por Dreamgirls luciendo curvas. Por aquel entonces, su contorno pectoral no bajaba de 130. Tras adelgazar más de 30 kilos, el pecho de Jennifer ha perdido casi todo su volumen y está mucho más caído. Ella lo lució con orgullo enfundada en este Versace de raso naranja.

3 de 11
Natalie Portman siempre da la talla

Su delgadez y su escasez pectoral son dos rasgos que van unidos a Natalie. En los Oscar de 2009, con un vestido de Rodarte strapless, no quiso sumar ni un milímetro a sus curvas. Presume de natural.
Está embarazada de siete meses y sus pechos han aumentado. Ella los lució orgullosa en la noche en la que se llevó su primer Oscar por Cisne negro. Con otro vestido de Rodarte en tonos lila, conquistó a todos.

4 de 11
Hilary Swank, algo chiquititas

Los siete kilos que tuvo que engordar para interpretar Conviction fueron directos a sus pechos y los quiso lucir  en los Oscar del pasado año.
Su vestido de Armani fue uno de los más elegantes, pero aplastaban el ínfimo escote que le queda a Hilary.

5 de 11
Camila Alves, miniescote de lujo

La bellísima mujer de McConaughey rebosaba femineidad tras haber sido madre de su primer hijo, Levi. Tras su segunda maternidad, Camila ha perdido su exuberancia, pero ella presumió de miniescote con este vestido de Kaufman Franco.

6 de 11
Sharon Stone, menos es más

Se operó la nariz y el pecho hace años. En unos premios en Roma, nos mostró lo que quedaba de aquellos implantes. El Dior que llevó en los Oscar era más recatado que el de Roma, pero se percibe que Sharon ha perdido contorno, pero no belleza.

7 de 11
Halle Berry, ¡pechos fuera!

Antes de convertirse en mamá, Halle presumió de implantes mamarios en una fiesta celebrada en Los Ángeles. Por entonces, la actriz de Monsters lucía una 120 de sujetador.El cambio de Berry es uno de los más llamativos. En menos de tres años, el escote de la oscarizada actriz se ha reducido a la mitad. De esta forma, el palabra de honor de Marchesa de los Oscar le quedaba más elegante. Olivier estará encantado.

8 de 11
Gwyneth Paltrow, cosas de mamás

Antes de tener a sus dos hijos, la actriz de Shakespeare in Love lucía una talla 90 en una fiesta en Las Vegas. Su casi inexistente escote bajo este Calvin Klein no le preocupa. Pensó en operarse tras su primer embarazo, pero a la vista está que no lo hizo.

9 de 11
Scarlett Johansson, sexy, pero menos

Nominada por Match Point a los Globos de Oro de 2006, Scarlett se mostró todopoderosa. Con una talla 100, su compañero de reparto en la peli, Jonathan Rhys-Meyers, confesó entonces: “Ella me prohibió mirarle las tetas.”Entre el ajustado Dolce & Gabbana que lució en la alfombra y que ha perdido peso para su próxima peli (Iron Man 2), lo cierto es que Scarlett está mucho menos exuberante. La mujer más sexy, para muchos, ha perdido enteros.

10 de 11
Nicole Kidman, ¿stop a la cirugía?

Dos años después de separarse de Tom Cruise, Nicole mostraba poderío en una gala del Metropolitan Museum de Nueva York. La mujer-bisturí de Hollywood había recurrido a la silicona para aumentar su pecho.
Cuentan que está decidida a desengancharse de su adicción por la estética. En la alfombra roja, no cautivó enfundada en un Dior, pero sí pudimos apreciar que sus implantes han dejado paso a su verdadera talla.

11 de 11
Anne Hathaway, La diablesa viste de gala

Una jovencísima Anne presumió de escote en los Globos de Oro de 2003. Gracias a ese volumen y a sus elegantes facciones, fue elegida una de las 50 mujeres más bellas por la revista People.
El Valentino con escote palabra de honor que lució en los Oscar de este año, donde condujo la gala, desveló que ha perdido un par de tallas: ha ganado en sofisticación. Hace poco dijo que se veía demasiado “gorda” con respecto a sus colegas. Lo de adelgazar se lo ha tomado a pecho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Especiales