Aprende cómo se cuidan las famosas de los excesos

Te enseñamos cuales son las mejores dietas para recuperar la figura tras los pasados excesos de estas Navidades.

image
1 de 18
El Método Dukan, saciante y sin ansiedad

Creado por el francés Pierre Dukan, nutricionista experto en psicología alimentaria, este método está basado en las proteínas. Nada de batidos saciantes, permite la comida ‘de verdad’, sin pasar hambre, lo que disminuye la ansiedad. Dukan propone “adelgazar de forma natural, con un regreso a los alimentos fundadores de la especie humana, las proteínas y verduras. En total, 100 alimentos, de los cuáles, 72 son de origen animal y 28  vegetales”. ¿Y las cantidades de la raciones? “A voluntad.”

Las reglas innegociables
Este régimen está integrado por cuatros fases muy definidas, con objetivos y duración diferentes. Mantienen en común el elemento estrella del método: el salvado de avena. ¿Puede seguirla todo el mundo? Según la Dra. Gema Maldonado, experta nutricionista (www.clinicasaludymas.es): “No es apta para diabéticos, enfermos cardíacos o con problemas renales”.
1. Ataque. Entre 3 y 10 días. Es fulminante: se pierden de 3 a 5 kilos. Durante esta fase, la dieta está compuesta por 72 alimentos con gran cantidad de proteína pura. Excluye frutas, verduras y carbohidratos. Esencial: 1,5 cucharadas de salvado de avena al día.
2. Crucero. El paciente alcanza lo que el gurú francés denomina peso justo (adecuado, unos siete kilos menos en dos meses). Se alterna un día de proteínas alimentarias puras con otro día de proteínas acompañadas de verduras.
3. Consolidación. Cada diez días podemos perder un kilo. “Es la puerta al regreso a una alimentación equilibrada”, dice el gurú. Se van introduciendo carbohidratos y grasas de forma controlada para evitar el efecto yoyó.
4. Estabilización. Tres reglas innegociables: un día a la semana, de por vida, proteína pura, y el resto, libre; 1,5 litros de agua al día, que ayuda a eliminar toxinas; y salvado de avena. Se recomienda practicar ejercicio con moderación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 18
Dieta Dukan: Pros y Contras

Los Pros
■ No se pasa hambre ( por la elevada concentración de proteínas y la avena).
■ Plan motivador por la pérdida de peso rápida. Sin embargo, la recuperación de peso también es rápida, si no se sigue el modelo de alimentación de por vida.

Los Contras
■ La primera fase es difícil de seguir, ya que sólo permite proteína pura de origen animal: existe la probabilidad de sufrir hastío por el elevado contenido
en este macronutriente y la monotonía de esta fase.
■ Puede generar problemas gastrointestinales.
■ Carencia de vitaminas y minerales.
■ No apta para personas que necesitan perder poco peso (alrededor de los 5 kilos).
■ Posibilidad de sufrir estreñimiento.
■ Mal aliento y boca seca.
■ Sensación de cansancio y/o agotamiento por la rápida pérdida de peso.
■ Riesgo de que aumenten los niveles de colesterol (exceso de proteínas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 18
Jennifer López, seguidora del método Dukan

La actriz y cantante tiene su punto flaco en abdomen y cartucheras. Después de ser mamá de mellizos en 2008, siguió este plan con resultados magníficos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 18
Dieta de La Zona, previene el efecto yoyó

Defiende el equilibrio nutricional saludable repartido en el consumo de 40% de carbohidratos, 30% de proteínas y 30 % de grasas. El doctor Barry Sears, médico y bioquímico, autor de La Zona, señala que para mantener cuerpo y mente en armonía, la clave está en los niveles de insulina: “Un exceso de insulina favorecerá el aumento de peso”. La insulina es una hormona del aparato digestivo cuya misión es facilitar que la glucosa en sangre penetre en las células y ésta sea aprovechada como energía.
¿Y qué es eso de La Zona? En palabras de su autor: “Estar en La Zona consiste en conseguir un balance estable entre las proteínas y los carbohidratos en cada comida.”

Cinco horas entre comida y comida
Las promesas que ofrece esta dieta son: perder peso de forma sana y con resultados a largo plazo. ¿Y en kilos? Hasta 5 kg. menos en mes y medio. El plan se compone de cinco comidas, dos de las cuales deben ser ligeras (a media mañana y antes de acostarse). Una regla fundamental, y que no debemos saltarnos, es que entre una comida y la siguiente no pasen más de cinco horas.  
Su autor, Sears, apunta que gracias a La Zona, “podemos alcanzar el peso óptimo de forma equilibrada perdiendo grasa y no masa muscular”. ¿Por qué La Zona y no otra? El gurú argumenta:
• Por los alimentos. Los ingredientes de las recetas son fáciles de encontrar y cocinar. Los vetados: azúcar refinada, miel, glucosa, pan blanco, patatas, pastas y harinas refinadas. También carnes rojas, pescados que no sean azules, leche, quesos, mantequilla, margarina, fritos y congelados. Los permitidos: frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, pastas integrales, soja, garbanzos, judías, lentejas, aves, ternera blanca, pescado azul y yogur. Grasas válidas: aceite de oliva y aceitunas.
• Por la combinación. Como no es una dieta disociada, la combinación de los alimentos es libre (respetando la fórmula 40-30-30).
• Sin báscula. No hay necesidad de pesar las raciones.
• Sin hambre. Elimina la sensación de apetito entre las comidas.
• Es didáctica. Enseña a alimentarse de forma correcta.

Los pasos fundamentales
Las recomendaciones de este plan: 
• Desayunar siempre. No saltarse ninguna de las cinco comidas del día y establecer una rutina de horarios.
• Practicar una actividad física moderada: caminar 30 minutos al día.
• Las meriendas son esenciales: snack de media mañana y media tarde para evitar llegar con exceso de apetito a las comidas posteriores.
• ¿Resultados? Pérdida de peso y sensación de vitalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 18
Dieta de la Zona: Pros y Contras

Los Pros
■ Ayuda a mantener estables los niveles de glucosa e insulina y a mejorar los datos de triglicéridos y el colesterol.
■ Incrementa el rendimiento físico y mental, gracias a la correcta proporción de macronutrientes.
Por eso, nos sentimos con más energía y vitalidad.
■ Mejora la calidad del sueño.
■ Aumenta la capacidad antioxidante y reduce la aparición de radicales libres, lo que ralentiza  el proceso de envejecimiento.

Los Contras
■ Hay que ser constante y muy disciplinada. Es complicado mantener a rajatabla las correctas proporciones de macronutrientes: 40%-30%-30% de glúcidos, proteínas, y lípidos respectivamente. 
■ Estar pendiente de que no pasen más de cinco horas entre comidas porque puede dispararse el nivel de insulina, lo que alteraría la glucosa en sangre.
■ Los diabéticos no deben seguir este plan porque la ingesta de carbohidratos es insuficiente. Se desaconseja a los que tienen hipertensión (por el sodio) y a los que padecen enfermedades renales, ya que los niveles de proteínas, de fósforo y de potasio son altos. Tampoco para pacientes con problemas cardíacos, por el exceso 
de grasas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 18
Renée Zellweger, fan de La Zona

La actriz, que prepara Bridget Jones’s Baby, nueva entrega de su adorable personaje, ha logrado superar las bruscas subidas y bajadas de peso gracias al equilibrio nutricional de La Zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 18
Dieta macrobiótica, para fans de lo ‘bio’

Sus seguidores defienden que somos lo que comemos. La fórmula para protegernos y combatir enfermedades e infecciones es a través de una alimentación sana, que aporte los nutrientes esenciales a nuestro cuerpo y mente, y logre un equilibrio entre ambos estados. Si alcanzamos esa armonía, gozamos de buena salud y bienestar.
La macrobiótica es una dieta similar a la vegetariana combinada con la filosofía zen budista, que proclama las excelencias de los alimentos  naturales de cultivo biológico.
Cuando en nuestros hábitos nutricionales abundan elementos ‘nocivos’, como las carnes rojas no magras, las grasas saturadas e hidrogenadas (habituales en bollería industrial) o comida procesada (precocinada o preparada), el organismo intenta expulsarlos por sus canales habituales (tránsito intestinal, sudoración). Pero a veces estos canales son insuficientes y es necesario practicar ejercicio físico. Es sabido que las personas activas enferman menos, ya que el deporte elimina tóxicos. Los fans de la macrobiótica argumentan que la forma de evitar la enfermedad es evitar su causa: la mala nutrición.

El yin y el yang de la comida
Para ello, distinguen dos tipos de alimentos que clasifican en dos categorías, y éstas han de estar en armonía: el yin y el yang.
• Alimentos yin o pasivos. Se deben limitar porque son ‘debilitantes’: azúcar, miel, plátano, mango, kiwi, papaya, sandía, ciruela, leche, pan blanco, carne, huevos, conservas y patatas.
• Alimentos yang o activos. Son necesarios y se sitúan en la base nutricional porque aportan una energía tonificante: cereales integrales, como arroz, trigo, centeno, cebada; legumbres; vegetales de cultivo ecológico y pescado.
La proporción aconsejada diaria es: 50-60% de cereales, 20-25% de vegetales, 5-10% de legumbres y 5%de alimentos que aporten agua.

Las recomendaciones
Para seguir una macrobiótica debemos respetar varias consignas:
• Eliminar el consumo de azúcar  refinado (dulces, pasteles).
• Evitar bebidas azucaradas y refrescos.
• Nada de café.
Cocinar con aceites vegetales naturales (oliva, girasol…).
• Consumir fruta y verdura de temporada y autóctona (de la región). Y que los vegetales procedan de cultivo biológico, sin pesticidas ni abonos químicos. Promete 5 kg. menos en un mes.

Fase de inducción. Dura dos semanas y se puede alargar hasta un máximo de 30 días. Se comen sólo 20 gramos de carbohidratos al día, obligando al cuerpo a generar energía a partir de las grasas.
Fase 2, pérdida de peso progresiva. Se prolonga entre dos semanas y dos meses, hasta lograr determinar la cantidad de carbohidratos que podemos ingerir a la vez que perdemos peso. Se reintroducen alimentos en la dieta y se aumenta la ingesta de carbohidratos hasta alcanzar entre 40 y 60 gramos diarios.

¿Y después qué?
La dificultad que supone este régimen está en pesar las raciones con la precisión que exige Atkins (nada de medir a puñados) y que el paciente se acostumbra a convivir con otras dietas de la familia (por ejemplo, no es nada recomendable para niños). Además, en una alimentación mediterránea como la nuestra es un reto excluir pasta, arroz, patatas y pan. Una vez superados estos escollos durante las dos primeras etapas, se logran grandes pérdidas de peso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 18
Dieta macrobiótica: Pros y Contras

Los Pros
■ La macrobiótica busca una armonía emocional y espiritual.  Mejora nuestro estado de salud.
■ Aumenta la resistencia al cansancio y favorece el buen descanso. Incluso, con menos de horas de sueño, podemos mantener un estado óptimo de descanso. Mejora el ánimo y el humor y comemos con apetito, pero sin gula.
■ Escoge alimentos de temporada según las estaciones.

 

Los Contras
■ Es una dieta desequilibrada porque escasean las proteínas de origen animal. Los cereales, que son el fuerte de esta alimentación, son bajos en lisina (aminoácido) y hay carencias de hierro, vitaminas A, D, B12, C, caroteno y calcio.  
■ La alimentación basada en cereales, legumbres y vegetales, puede desembocar en anemias, déficits de calcio y proteicos. Y la ingesta reducida de líquidos puede ocasionar problemas de insuficiencia renal.
■ Ojo con ser estricto en la realización de esta dieta. No deberían hacerla personas que necesiten mucha energía para efectuar las actividades cotidianas. Es conveniente realizar una analítica para valorar los niveles de hierro y de vitamina B12.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 18
Natalie Portman, vegetariana desde niña

La actriz ganadora de un Oscar por Cisne Negro es vegetariana desde los ocho años, con excepción de cuando estuvo embarazada (dio a luz en junio de 2011).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 18
Dieta Atkins para amantes de la carne

Es una fórmula ideada por el cardiólogo norteamericano Robert Atkins, que se basa en la ingesta de proteínas y grasas como base para perder peso. El plan reduce la toma de carbohidratos a la mínima expresión: sólo un 10% de los alimentos consumidos. Por ello, se convierte en el plan ideal para los amantes de la carne que no son muy amigos de lo verde. El resultado es un rápido adelgazamiento (hasta cuatro kilos durante la primera semana) y sin pasar hambre.

Funciona en cuatro fases
El plan del Dr. Atkins consta de cuatro etapas básicas:
Fase 1: de inducción. Dura un mínimo de dos semanas y se puede alargar hasta un máximo de 30 días. Se comen sólo 20 gramos de carbohidratos al día, obligando al cuerpo a generar energía a partir de las propias grasas acumuladas.
Fase 2: de pérdida de peso progresiva. Se prolonga entre dos semanas y dos meses, hasta lograr determinar la cantidad de carbohidratos que podemos ingerir a la vez que perdemos peso. Se reintroducen alimentos en la dieta y se aumenta la ingesta de carbohidratos hasta alcanzar entre 40 y 60 gramos diarios.
Fase 3: de pre-mantenimiento. Se aumentan los carbohidratos en unos diez gramos semanales y esta ración se mantiene invariable hasta comprobar la cantidad que el cuerpo admite, siempre y cuando sigamos adelgazando sin contratiempos.
Fase 4: de mantenimiento. Se conserva para el resto de nuestra vida. La dieta Atkins es una forma de alimentarse sana y correctamente. Si se abandonan sus directrices por completo, volveremos a coger todo el peso que perdido.
Al ser una dieta proteínica, la alimentación base se compone de carnes (vacuno, aves, cerdo), pescados, mariscos, grasas de cualquier tipo (mantequillas, margarinas, mayonesa) y huevos. Por el contrario, están prohibidos todos los carbohidratos  (pasta, pan y patatas, entre otros), azúcares, leche, fruta, embutidos, alcohol, cafeína, miel y chocolate.

Y después, ¿qué?
La dificultad que supone este régimen está en pesar las raciones con la precisión que exige Atkins (no vale eso de medir a puñados) y que el paciente se acostumbre a convivir con otras dietas de la familia (por ejemplo, no es nada recomendable para niños). Además, en una alimentación mediterránea –como la nuestra– es un reto excluir pasta, arroz, patatas y pan. Una vez superados estos escollos durante las dos primeras etapas, se logran grandes pérdidas de peso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 18
Pros y Contras

Los Pros
■ Asegura una pérdida de peso rápida, ya que moviliza las grasas y ayuda a controlar el hambre y el exceso de líquidos en el organismo. Resultados visibles desde la primera semana.
■ Es una fórmula efectiva si queremos perder de 5 a 7 kilos.
■ Cualquier dieta es más efectiva si se acompaña de algún tipo de ejercicio físico, pero en el caso de la Atkins, ni siquiera es imprescindible.

Los Contras
■ Son varios los efectos adversos que provoca este tipo de alimentación: la eliminación de los carbohidratos de la dieta puede producir cetosis (un estado que se produce cuando el organismo no tiene suficientes hidratos de carbono para obtener energía y comienza a utilizar las grasas para este fin). 
■ La cetosis se manifiesta con fuerte halitosis (mal aliento), dolores de cabeza y mareos. Además, la gran ingesta de proteínas puede aumentar el ácido úrico, triglicéridos y colesterol. La escasez de frutas y fibra provoca problemas intestinales, estreñimiento y falta de vitaminas y minerales.
■ Diabéticos, con problemas renales
o cardíacos, embarazadas o mujeres en períodos de lactancia deben abstenerse de seguir este plan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 18
Catherine Zeta-Jones, estricta con la dieta

La actriz y mujer de Michael Douglas tiene tendencia a engordar, por eso debe llevar la dieta Atkins a rajatabla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 18
Dieta del Factor 5, come variado

De moda en la meca del cine, esta dieta es el secreto mejor guardado entre las actrices de Hollywood. Tanto es así que hasta la mismísima Eva Mendes recurre a ella mes y medio antes de los Oscar. Creada por el entrenador de las celebrities, Harley Pasternak, este plan combina dieta y ejercicios basándose en el número 5: 5 semanas de dieta, 5 comidas al día y 5 días de ejercicio a la semana que dan como resultado una pérdida de 5 kilos de peso. Una ecuación perfecta.

Prescinde de carbohidratos complejos
Es cierto que la variedad de alimentos es muy amplia, pero para que surta efecto hay que prescindir de carbohidratos complejos (pasta, pan blanco), nata, azúcar y quesos grasos. Por fortuna, están permitidas las proteínas y la fibra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 18
Dieta del Factor 5: Pros y Contras

Los Pros
■ Se trata de un plan muy completo, donde todos los grupos de alimentos están representados.
■ Las cantidades a ingerir son saciantes sin ser exageradas. Además,no hay que pesar ningún ingrediente.

 

Los Contras
■ Si bien en esta dieta están representados todos los alimentos, su promotor, Pasternak, sugiere el mismo menú para todos, sin importar la altura, sexo o el nivel de actividad.  
■ Está desaconsejada para diabéticos (la cantidad de carbohidratos en las comidas no es suficiente si padeces esta enfermedad) y para quienes tengan presión arterial alta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 18
Eva Mendes, fan de las hamburguesas

A la actriz le encanta esta dieta porque dice que le deja comer hamburguesas, uno de sus platos preferidos. Eso sí, cocinadas de manera casera y más sana que en un ‘burguer’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 18
Dieta South Beach, ¡no pases hambre!

Diseñada por el cardiólogo Arthur Agatston, del hospital Mount Sinai (Miami), consiste en un plan disociado en 3 fases. En la primera, que dura 14 días, hay que controlar la ansiedad por comer impulsivamente. Permite ingerir proteínas (carne, pescado, pollo y huevos), grasas buenas (aceite de oliva) y frutas. Están prohibidos: la harina, el arroz, el pan, el azúcar y los plátanos.

Aprender a comer bien
En la segunda fase, la ansiedad ha disminuido, por lo que se puede seguir hasta perder todo el peso que se desee. En ella se introducen poco a poco los carbohidratos (pan, arroz y granos de cereales integrales). Y la tercera es esencial para evitar el efecto rebote y consiste en mantener una alimentación correcta de por vida. Se introducen vegetales y frutos secos. Promete perder de 4 a 6 kilos en dos semanas. ,

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 18
Dieta South Beach: Pros y Contras

Los Pros
■ No se pasa hambre: se puede comer seis veces al día.
■ Baja los niveles de colesterol y triglicéridos.
■ Reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón y diabetes.

 

Los Contras
■ En la fase I se eliminan las frutas, lo que provoca una  falta grave de vitaminas. Por este motivo es necesario ingerir alimentos complementarios.
■ No resulta conveniente en niños, adolescentes y  personas que sufren diabetes y problemas del riñón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 18
Dieta South Beach: Rihanna la utiliza para bajar volumen

La cantante tiende a acumular mucho volumen en las cartucheras. Su figura es de campana, como Jennifer Lopez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales